comscore
martes, 7 marzo 2023

Mario Vargas Llosa: esto es lo que le pedía a Isabel Preysler antes de dormir

Mario Vargas Llosa vuelve a estar de actualidad y la razón no es agradable para nadie. La periodista Pilar Vidal ha desvelado lo que hacía todas las noches y lo que le pedía a Isabel Preysler antes de dormir. El escritor no es amigo de la prensa del corazón y no quiere contar lo que sucede en su vida privada, pero supuestamente también ha hablado con algunos medios para dejar claro que la postura que ha vendido Isabel Preysler no es la correcta.

La reina de corazones habló con su revista de cabecera para desvelar la separación y le acusó de ser demasiado celoso, pero esto podría no corresponderse con la realidad y los hijos de Mario Vargas Llosa están dispuestos a sacar a la luz todo lo que nadie quiere contar.

Isabel Preysler ha puesto a trabajar a sus mejores periodistas, quienes aseguran que Mario Vargas Llosa también tiene muchos secretos que esconder. Supuestamente todas las noches le pedía a Isabel Preysler que le arropase y que le diera un beso de buenas noches, una curiosa actitud que ha despertado críticas de todo tipo.

También hay quien dice que dormían en habitaciones separadas, una costumbre que tenían otras famosas como María Teresa Campos. Este último dato no está contrastado, pero lo que sí está corroborado es que Mario no ha intentado perjudicar conscientemente a su última novia.

Mario Vargas Llosa no quiere tener problemas

vargas-llosa
Los celos de Mario Vargas Llosa podrían haber terminado con la paciencia de Isabel Preysler. | Gtres.

>En Cotilleo.es hemos hecho un repaso. Fue el pasado 28 de diciembre cuando la revista ¡Hola! revelaba que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa habían puesto fin a su relación después de ocho años de amor. Una ruptura que vuelve a estar en el punto de mira tras la publicación íntegra del cuento que el premio Nobel escribió en diciembre de 2020, Los vientos. Muchos quieren ver en este texto un relato autobiográfico de su vida al lado de la reina de corazones.

El protagonista del cuento es un hombre de avanzada edad que habla de su arrepentimiento al abandonar a su mujer Carmencita por una mujer «que no valía la pena». Esto es lo que dice exactamente: «Ya me olvidé del nombre de aquella mujer. Volverá a mi memoria, sin duda, aunque, si no volviera, tampoco me importaría. Nunca la quise.

Fue un enamoramiento violento y pasajero, una de esas locuras que revientan una vida. Por hacer lo que hice, mi vida se reventó y ya nunca más fui feliz. Fue un enamoramiento de la pichula, no del corazón. De esa pichula que ahora ya no me sirve para nada, salvo para hacer pipí». Muchos ven en este relato claras referencias a Isabel Preysler.

No se quedaba ahí, Mario Vargas LLosa también se recrea en el culto al cuerpo de su exnovia. Asegurando que «todo el dinerito que ganan con trabajos eventuales y las pensiones que recibían por el mero hecho de existir. Los invertían en comprarse pastillas, lociones, tónicos, todo aquello que impide el deterioro de la piel, los ojos, los dientes. El cuerpo es sagrado, como las perfumerías y las farmacias».

Fragmentos en los que muchos han visto una venganza contra la madre de Tamara Falcó y por los que han comparado al escritor con Shakira y su demoledora canción contra Gerard Piqué y Clara Chía. A pesar de que lo escribió dos años antes de su ruptura, cuando las cosas iban aparentemente bien con Isabel. Sabemos lo que ha contado Mario al respecto. Podemos adelantarles algo: ha despejado todas las dudas.

«No me arrepiento de nada»

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa durante un festejo taurino
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa durante un festejo taurino con motivo del Domingo de Resurreccion de Sevilla 16 04 2017 FOTO GTRES

>Consciente de las especulaciones que rodean a su relato, y a pesar de que confiesa que «no me arrepiento de nada», Mario Vargas Llosa asegura que no está de acuerdo con lo que se está diciendo porque «para nada» es una venganza contra la socialité. Asegura que todo es una especulación sin sentido por parte de los medios de comunicación y que él no le guarda rencor a Isabel Preysler. Sigue defendiendo que entre ellos no ha pasado absolutamente nada malo, a pesar de que la madre de Tamara Falcó insinúe que el escritor es muy celoso.

El escritor ha evitado pronunciarse sobre las informaciones que apuntan a que Isabel quiso romper con él hace dos años y al final decidió continuar a su lado para cuidarlo: «No voy a hacer ninguna declaración, entonces está usted perdiendo el tiempo». Lo que sí ha corroborado es la presencia del rey Juan Carlos, con el que tiene una buena amistad, en su nombramiento como miembro de la prestigiosa Academia francesa: «Así es y estoy muy contento sí».

Mario Vargas Llosa prefiere no rememorar los malos momentos con Isabel Preysler porque ahora tiene entre manos asuntos muy importantes que no quiere que se estropeen. El escritor ha asegurado que todo está olvidado y es evidente que no va a hacer declaraciones en contra de la que hasta hace muy poco ha sido su novia.