comscore
viernes, 3 febrero 2023 17:08

Sara Carbonero y Nacho Taboada más unidos que nunca frente a la adversidad

Sara Carbonero va poco a poco recuperando la normalidad en su vida. La periodista deportiva tenía que hacer frente, justo tres años después de serle diagnosticado un cáncer de ovario, a una nueva intervención quirúrgica en la Clínica Universitaria de Navarra, tras una de sus revisiones rutinarias, el pasado lunes 21 de noviembre.

Un giro inesperado tanto para la que fuera presentadora de los Informativos Telecinco como para su entorno más próximo que no se ha separado de la comunicadora en todo momento. Algo que le fue imposible al que fuera su pareja y padre de sus dos hijos, Iker Casillas, al encontrarse en Qatar cubriendo el Mundial de Fútbol para la corporación pública RTVE. Ante la justificada ausencia del exguardameta del Real Madrid Club de Fútbol fue la hermana de Sara Carbonero, Irene, quien se hizo cargo de los pequeños Lucas y Martín.

Sin duda, el apoyo incondicional de su madre, Goyi Arévalo, está siendo de vital importancia para la periodista en su proceso de recuperación. De igual modo, la presencia de su gran amiga y compañera de profesión, Isabel Jiménez, ha sido un revulsivo para Sara Carbonero en un delicado momento marcado principalmente por la incertidumbre.

Pero afortunadamente, queridos Cotillas, cuando se cumple una semana de su alta hospitalaria, la manchega se ha dejado ver junto a su compañero de vida, el músico Nacho Taboada. Discretos desde sus inicios como pareja, tanto Sara Carbonero como su chico han optado por mantener su relación sentimental alejada del foco mediático. Unas significativas imágenes de ambos, en un intento de recobrar la cotidianeidad del día a día, que despejan todas las dudas en torno al estado de salud actual de la empresaria. En Cotilleo.es sabemos la última hora y os la contamos a continuación.

Sara Carbonero y su «comadre» Isabel Jiménez inseparables

Sara Carbonero e Isabel Jiménez
Sara Carbonero e Isabel Jiménez decidieron plasmar su bonita complicidad con la creación de su marca ‘SlowLove’ | Fuente: Gtres

>La bonita relación de amistad entre Sara Carbonero y su compañera de profesión, Isabel Jiménez, se remonta al año 2011. Y es que, queridos Cotillas, las horas de arduo trabajo y de compartir plató en los Informativos Telecinco acabaron por forjar un vínculo entre ambas que, tal y como ellas mismas reconocen, se ha llegado a convertir en indestructible. Una complicidad, más que evidente, que incluso les llevó a asociarse para crear en conjunto su propia marca de ropa SlowLove.

Isabel Jiménez es, sin duda, el hombro en el que la periodista de Corral de Almaguer se ha apoyado en estos once años de hermandad. Su «comadre» es, precisamente, ese remanso de paz al que la propia Sara Carbonero acude en mitad de tanta incertidumbre. Un soporte emocional para la expareja de Iker Casillas, que ha sabido permanecer a su lado tanto en las buenas como en las malas. Porque el camino de aprendizaje que lleva la toledana a su espalda no se simplifica, solo y exclusivamente, en su reciente contratiempo de salud.

Ya en mayo de 2019, la comunicadora tuvo que hacer frente a una complicada situación familiar motivada por el inesperado infarto que sufrió el padre de sus dos hijos, Iker Casillas. Poco tiempo después a Sara Carbonero le era diagnosticado un cáncer de ovario que le obligó a pasar por quirófano y a iniciar un tratamiento de quimioterapia. En febrero de 2021 tuvo que ser nuevamente ingresada por razones desconocidas que no trascendieron a la luz pública. Tiempos difíciles para la periodista que, inevitablemente, un mes después se recrudecieron tras anunciar su separación del exfutbolista del Real Madrid Club de Fútbol.

Nacho Taboada: el apoyo incondicional de Sara en la sombra

Sara Carbonero y Nacho Taboada
Sara Carbonero y Nacho Taboada abandonaban la casa de su amiga Isabel Jiménez en la tarde de ayer domingo | Fuente: Gtres

>Pese a que Nacho Taboada ha intentado permanecer en la sombra desde que saliera a la luz su romance con Sara Carbonero, lo cierto es que jamás se ha separado de la periodista en momentos de máxima expectación. El músico zaragozano llegó a la vida de la toledana en un momento de cambios, si tenemos en cuenta que hacía tan solo un año de su ruptura con el exguardameta Iker Casillas y que acababa de poner punto y final a su affaire con Kiki Morente.

Como en casi todos los acontecimientos que han marcado un antes y un después en la vida de Sara Carbonero una vez más, queridos Cotillas, su íntima amiga y socia Isabel Jiménez jugó un papel decisivo en su historia de amor con Nacho Taboada. El artista, amigo de la presentadora de los Informativos Telecinco, se cruzó en el camino de la manchega gracias a la inestimable mediación de su «comadre». Un vínculo entre ambos que comenzó a surgir el pasado mes de abril y que poco a poco se ha ido afianzando en el tiempo. De ahí, que los reporteros gráficos captaran a la pareja, en la tarde de ayer, abandonando el domicilio de la propia Isabel Jiménez.