comscore
sábado, 1 octubre 2022 20:39

Eduardo Rosa abandona ‘Masterchef Celebrity’: «te has cargado todo lo que nos gusta»

Eduardo Rosa ha sido el gran damnificado en la nueva gala de Masterchef Celebrity 7. El actor ha sido el nuevo expulsado en un programa en el que las cosas no han sido nada fácil. Ya lo avisaba Emmanuel Esparza cuando tenía que abandonar la pasada semana los fogones y es que esta temporada viene pisando muy fuerte en cuanto a la dificultad de las pruebas. Los aspirantes tienen que tener muy claro cómo enfrentarse a la cocina pero sobre todo a la innovación gastronómica.

Y, es que, si unos bombones de chorizo fueron los que llevaron al actor valenciano a abandonar el programa, Eduardo Rosa no ha logrado superar la prueba haciendo unos noodles por los que se ha llevado una buen bronca. El programa de esta semana ha tenido de todo y se ha visto por primera vez en la nueva edición la dificultad de las pruebas que ya anunciaron previas al estreno.

Ya en Cotilleo.es os contamos que Masterchef Celebrity 7 lleva a a RTVE algo renovada y es que con tantas temporadas a las espaldas, no queda otra que renovar ciertas cosas para mantener vivo el formato. Por ello, y aunque para los aspirantes a chef sea mucho más difícil enfrentarse a los fogones, el entretenimiento está asegurado. Eso sí, no queda dudas de que estas cocinas van a salir totalmente reforzados en la alta cocina y en la gastronomía internacional.

La prueba que ha llevado a Eduardo Rosa a ser eliminado

eduardo rosa
Eduardo Rosa cuelga el delantal y es el segundo expulsado de ‘Masterchef Celebrity 7’. | RTVE.

>El segundo programa ha venido cargado de nuevas pruebas que dejan prever que lo siguiente no será menos duro. Los concursantes tenían que enfrentarse en la primera parte a cocinar montados en bicicletas estáticas para así generar la energía que les permitiera preparar sus platos. Toda una odisea en la que hasta Maria Escoté rompió la cremallera de su pantalón. Después los aspirantes visitaron Elche para innovar gastronomía valenciana con cocina exótica, una prueba que ya llevó a la palestra al equipo de Eduardo Rosa.

En la prueba de eliminación, los aspirantes tuvieron que enfrentarse al reto propuesto por Hideki Matsuhisa, chef de Koy Shunka, con el que deberían sorprender para bien a los jueces con un plato asiático. El tiempo de cocinado era de 75 minutos pero los concursantes no contaban con una gran dificultad propuesta por el programa y es que el supermercado estaba en el idioma original de la prueba. Esto es algo que ha penalizado mucho a Eduardo Rosa que se quedaba estancado en el mercado por no encontrar alcaparras y pepinillos para su plato, lo que le ha restado tiempo de cocinado a 53 minutos.

Finalmente, Eduardo Rosa cocinaba unos noodles que no tuvo la buena valoración del jurado, del que se llevo incluso una bronca de Jordi Cruz. «Es de los platos malos que se han hecho en estos diez años de Masterchef», le decía el cocinero visiblemente enfadado. Y es que según el jurado el plato estaba «todo crudo, es un agua con ligero sabor a puerro». Además, la organización de Eduardo Rosa en la cocina ha dejado mucho que desear por lo que ha sido también señalado por los jueces: «Hay enchufes dentro de la pila, hay suciedad y caos por todos lados. El salmonete, encima de la tabla. Pobrecito, es una víctima».

La valoración parecía estar clara y zanjada cuando el actor tenía que ver cómo le decían que «todo esto es un maltrato a todo lo que nos gusta». Eduardo Rosa intentaba así justificarse sabiendo que ese momento no servía de mucho pero asegurando que «lo ha intentado». El actor tiene claro que «hay veces en la vida que algo no es para uno, por mucho que lo intente, se deje la vida, sangre, sude y se esfuerce».

Con esa reflexión Eduardo Rosa tenía que abandonar las cocinas ante la pena de sus compañeros, sobre todo de Norma Duval, su madre televisiva, pues la vedette no dudó en reconocer que el actor -de 28 años- le recordaba a su hijo – de 27 años-.

María Zurita confiesa cuál ha sido su peor momento

>El momento de cocinado no solo es estrés, también es una forma de que los concursantes se conozcan más. La buena conexión al final se transmitirá a los platos, por ello María Zurita ha decidido compartir un capítulo de su vida con su compañera Lorena Castell. La prima del rey Felipe VI, hija de Carlos Zurita y Margarita de Borbón, confesaba que el peor momento que ha vivido en la vida fue durante su embarazo, en el que estuvo a punto de perder a su hijo.

«Tuve un desprendimiento de placenta y casi se muere», contaba la aspirante a la presentadora sobre su hijo, que nació en la semana 29 de gestación cuando lo normal es llegar a las 38 o 40 semanas. Su hijo Carlos fue por tanto uno de mucho niños que nacieron prematuro y por el que pasó una auténtica pesadilla antes del parto. Aun así, todo salió perfecto y son cuatro años los que ya tiene el pequeño Carlos, con el que dice a veces es difícil combinar su vida con el trabajo partiendo de la base de que sus padres ya son muy mayores: «Mi madre va en silla de ruedas y está ciega, y mi padre tiene 80 años».