comscore
sábado, 1 octubre 2022 22:23

Letizia Ortiz: la cicatriz del pasado que marcó un antes y un después en su vida

Letizia Ortiz Rocasolano, natural de Asturias, nació el 15 de septiembre de 1972 en la ciudad de Oviedo. Exactamente han pasado cinco décadas de aquel momento en el que no llevaba marcado el sello de Reina de España, sino más bien el de una niña que acabó por convertirse en un referente del periodismo de nuestro país. Y es que su vocación por la comunicación le venía en la sangre. Nieta e hija de periodistas. Su padre, Jesús Ortiz, fue el fundador y posterior director de Antena 3 radio en Asturias hasta el año 1987.

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid peleó incansablemente por alcanzar su sueño, ser presentadora de informativos. Pero lo que jamás llegó a imaginarse es que aquella gran mujer que logró colarse en los hogares de todos los españoles, un 22 de mayo de 2004 se acabaría convirtiendo en Princesa de Asturias. Así pues, hoy con motivo de su 50 cumpleaños, en Cotilleo.es os traemos un repaso de toda su vida. ¡No os lo perdáis!.

Letizia Ortiz: las mujeres más importantes de su vida

Familia Ortiz Rocasolano
La reina Letizia Ortiz junto a su abuela, Menchu Álvarez del Valle, la infanta Sofía y su madre Paloma Rocasolano | Gtres

>La familia Ortiz Rocasolano siempre ha optado por mantenerse en un segundo plano pero, sin duda alguna, aquel 3 de noviembre de 2003, en la pedida de mano de los reyes, sus destinos cambiaron para siempre. Inevitablemente, a partir de ese momento, formar parte de la vida de Doña Letizia implicaba estar expuestos a la mediatización y a la intromisión en sus parcelas de intimidad por parte de los medios de comunicación. Casi dos décadas de aquel momento histórico para la realeza de nuestro país que, desde un primer momento, les mantuvo en tensión ante cualquier crítica u ofensa hacia la soberana.

Pero si de algo estamos seguros, queridos Cotillas, es que ni siquiera ocho años en el trono han podido borrar el gran poso que le han dejado las mujeres de su vida. De ahí la elegancia indiscutible, educación y saber estar, en todo momento, de su hermana Telma Ortiz. La hermana mediana de Doña Letizia ha vivido grandes cambios en su vida pero, eso sí, siempre alejada del foco mediático. Era en el año 2020, concretamente en la entrega de los premios Princesa de Asturias, el momento en el que Telma oficializaba su relación con el abogado irlandés, Robert Gavin Bonnar. Tras el final de su matrimonio con el empresario Jaime del Burgo en 2014, su acto de presencia en el Teatro Clara Campoamor de Oviedo, hace dos años, evidenciaba el gran momento por el que estaba atravesando.

Aún así, si a alguien le debe todo la reina Letizia en sus cincuenta años de vida, esa persona, indiscutiblemente, es su madre Paloma Rocasolano. Una mujer humilde, de a pie, que ha demostrado en todos estos años que con inteligencia se puede sobrellevar la presión mediática. Pero ella es mucho más que madre y abuela. Dedicada a la enfermería, actualmente la abuela de la princesa Leonor goza, desde hace cuatro años, de una merecida jubilación. Además, en el terreno sentimental, pudo rehacer su vida con el empresario británico Marcus Brandler con el que mantiene una relación desde hace cinco años.

El trágico momento que cambió la vida de Doña Letizia Ortiz

Doña Letizia
La Reina junto a Felipe y el rey emérito, Juan Carlos I, en el funeral de su hermana Érika | Gtres

>Fue el 7 de febrero de 2007, casi tres años después del enlace entre Felipe y Letizia Ortiz, el día en el que la vida de nuestra reina consorte cambió para siempre. Tristemente, la familia Ortiz Rocasolano sufría la inesperada pérdida de la menor de las tres hermanas, Érika Ortiz. La joven de tan solo 31 años de edad era hallada en su piso de Madrid, que precisamente había comprado su hermana Letizia Ortiz en el barrio de Valdebernardo. Por aquel entonces, después de mantener una relación sentimental durante siete años, Érika se acababa de separar de Antonio Vigo, el padre de su única hija Carla. Es por ello que Doña Letizia Ortiz tomó la decisión de cederle a su hermana dicho inmueble.

Pese a la intimidad con la que la familia intentó afrontar este duro varapalo, los medios de comunicación no tardaron en hacerse eco del motivo de su muerte. Al parecer, tal y como señalaron en su momento, Érika Ortiz habría tomado la drástica decisión de no continuar con su vida. Aquel instante de incomprensión y de dolor para los Ortiz Rocasolano, nos mostró el lado más vulnerable de Letizia Ortiz que estaba destrozada por el fallecimiento de su hermana.

La realidad es que la relación que mantenía la Reina en aquellos momentos con la Casa Real, muy poco o nada tiene que ver con la situación actual. Y es que, sin duda, en una de las épocas más oscuras de Letizia Ortiz, la Familia Real española al completo estuvo ahí para arroparla. De riguroso luto, la entonces Princesa de Asturias, era sostenida por el rey Juan Carlos I y Felipe.