comscore
sábado, 1 octubre 2022 19:11

Victoria Federica: una friki de la que se ríen mientras le dicen que es una influencer

Son muchas las voces que discrepan sobre la profesionalidad de la sobrina de Felipe VI, Victoria Federica de Marichalar y Borbón. No porque duden de que las marcas cuenten con ella para hacer colaboraciones, eso es innegable, si no por el hecho de que sus seguidores (210.000 en total en Instagram) lo que hacen es reírse de ella.

Una situación que se ha repetido en la gala de Starlite, cuando una fatídica coincidencia ha hecho que ella misma se haya reído. Y es que la hija de la Infanta Elena, que, no nos vamos a engañar, debería estar mejor asesorada, ha usado el mismo vestido que la persona que menos se hubiese imaginado.

Victoria Federica no acierta en Starlite

Victoria Federica

> Un diseño de estilo disco de la firma Amen con cuello, mangas acampanadas y un original escote y la espalda al aire es que le decidió ponerse la hermana de Froilán, muy a su pesar. Y si no que se lo digan a Gunilla von Bismark, que llevo exactamente la misma prenda. ¡Mira que no hay vestidos y vas y te pones el mismo que una señora que te triplica la edad!

Por lo menos eso es lo que debió de pensar Victoria Federica cuando varios de los periodistas que asistieron le comentaron que  la conocida como reina de la noche marbellí iba vestida igual que ella. No obstante, como es costumbre en ella, que es bastante discreta, se limitó a sonreír. Aunque lo curioso de esta situación es que Gunilla von Bismark tiene 70 años, mientras que la prima de Leonor y Sofía tiene 21 años.

Para lo que no la conozcáis Gunilla es una condesa alemana, que se ha hecho famosa porque en Marbella tiene como costumbre durante la época estival reunirse con numerosos amigos de la alta sociedad, organizando eventos para fines benéficos y demás obras de caridad. Además, en cuanto a los personal la aristócrata se casó en 1978  con el madrileño Luis Ortiz Moreno, hijo de un funcionario del Ministerio de Información y Turismo, que desempeñó el cargo de censor en Televisión Española durante la etapa franquista, entre otros tantos cargos como el de director del Internado Generalísimo Franco.

Un contexto de vida bastante diferente pero en algunos aspectos un tanto parecido al de Victoria Federica. Las dos han usado su influencia dentro de la alta sociedad para hacerse pasar por referentes de nuestro país. ¡A una la llaman socialité y a otra influencer!

Una coincidencia que eclipsó el paso de la sobrina de la Infanta Cristina por la gala Stalite. Un evento organizado por Antonio Banderas y Sandra García-Sanjuán que en resumen es una ceremonia benéfica a la que asistieron unos 400 empresarios que pudieron presenciar una subasta de todo tipo de obras de arte y demás pasatiempos como besos. Un evento en que la sobrina de la reina Letizia se olvidó de todo y disfruto sin cortarse lo más mínimo.

Se desmelenó tanto que se quedó descalza

Victoria posando

> Al igual que en la foto que pueden ver en la parte superior de esta línea, Victoria Federica no suele mostrarse muy sonriente. A veces incluso nos recuerda a Victoria Beckham, aunque claro, la influencia que tiene la ex Spice Girl en el mundo no se puede comparar con la que tiene la nieta del emérito.

Por eso mismo, en la redacción de Cotilleo.es nos ha sorprendido mucho cuando hemos podido comprobar que la prima de Pablo Urdangarin se lo ha pasado tan bien que hasta se ha quitado los zapatos par bailar. ¡Cómo se nota que a ella no le afecta el protocolo real!

Aunque claro, no era para menos, y es que entre otras estrellas hemos podido verla muy muy bien acompañada de una de las actrices y presentadoras de televisión más queridas de nuestro país, Ana Obregón. De hecho, ha sido la madre de Aless Lequio la que ha compartido en una de las historias de su Instagram la imagen que se hicieron juntas. En esta Victoria Federica sí que sonreía.

Sin embargo, esta no es la única personalidad con la que ha compartido ceremonia. Es más, otro de los presentes ha sido el actor William Levy, que está pasando unos meses en España por la grabación de la serie Montecristo o el intérprete americano Richard Gere que, recordemos, vive en España desde que el 2018 se casara con la gallega Alejandra Silva.

Un conjunto de artistas que debieron de pasárselo a las mil maravillas mientras disfrutaban de, entre otras cosas, la actuación de Diego Boneta, protagonista de Luis Miguel: la serie, que se atrevió a cantar el clásico de Luis Miguel, Por debajo de la mesa. Y la de, redoble de tambores, el reconocido Francisco Rivera que lejos de presentarse ante los asistentes como torero, salió al escenario con su grupo de música formado eso sí, única y exclusivamente para esta gala.