comscore
miércoles, 17 abril 2024

Aperitivos de verano que puedes hacer con una lata de sardinas 

Por lo general, las sardinas o sardinillas son las grandes olvidadas cuando se habla de conservas marineras de despensa. Para la mayoría solo parecen contar el atún, bonito y bivalvos como mejillones y berberechos, semiconservas de anchoas y boquerones aparte. Pero las primeras también se merecen un reconocimiento especial por todo el juego que pueden ofrecer en la cocina, especialmente a la hora del aperitivo. Y es que se puede decir que son el producto de moda dentro de esas latas y conservas marineras ibéricas que están viviendo un gran momento mediático al otro lado del Atlántico, con expertos y cocineros pregonando sus virtudes e incluso recomendando conocidas marcas españolas que cada vez importan más sus productos. Vamos a ver alguno de esos aperitivos que puedes preparar.

Una rica tosta

sardinas
Tostas de sardinas

Igual de fácil o más son las tostas de sardinas. Inspiradas en los sándwiches y canapés que gustan mucho en los países nórdicos y parte de Alemania, solo necesitamos una base de buen pan -tostado, tipo de pueblo de masa madre con miga prieta o de centeno- y queso de untar o crema agria con un poco de mostaza. Encima se colocan las sardinas y se pueden acompañar con alcaparras, encurtidos picados, rabanitos laminados, pepino, hinojo fresco y/o cebolleta picada muy fina, además de hierbas frescas al gusto y un toque de ralladura de limón, con pimienta negra molida.