martes, 5 julio 2022 19:52

Ensalada de sandía: una receta fresca y sabrosa para el verano

Por mucho que cada vez haya menos frutas “de época”, la sandía si con alguna se relaciona es indudablemente con el verano, quizá no haya ninguna que represente mejor esta estación. Ya sea en casa, en el jardín, en el campo o en la mismísima playa, las imágenes de gente degustándola, tanto con tenedor o cuchillo como simplemente con los dedos, pringándose bien las manos, la cara y hasta el pecho, se repiten con suma frecuencia. Esta cucurbitácea tiene un sabor refrescante que se agradece en un tiempo en el que el calor aprieta. Hasta ahora la habíamos comido a cubos, tajadas, en gazpacho, ensalada o incluso marinada con un poco de lima, chile y sal, por lo que ya tocaba comerla asada en una ensalada.

La sandía, como el jamón

sandía
La sandía, hasta asada, sigue estando buena

Imaginar comer sandía asada no suele ser muy habitual, pero sí si uno se encuentra con un vídeo de esos que circulan a diario por internet en el que se ve cómo la asaban. La receta en cuestión es de un restaurante neoyorquino que marinaba, deshidrataba, ahumaba y luego terminaba en la sartén la sandía, consiguiendo que tuviera el aspecto de un jamón asado, con sus cortes transversales y todo. Un proceso que duraba una semana, por lo que no es muy aconsejable reproducir el mismo en casa, y menos ahora que a uno no le apetece casi nada pasar mucho tiempo en la cocina. Aquí al menos vamos a ver que es posible y que al final merece la pena por aquello de probar a qué sabe si se come de esta guisa.