miércoles, 6 julio 2022 9:00

Magdalenas: la receta para que siempre te salgan esponjosas

Las magdalenas se puede decir que son uno de esos productos alimenticios que puedes ingerir a cualquier hora del día. Son perfectas para un desayuno o merienda, pero también para comerlas entre horas o incluso después de comidas o cenas o hasta antes de acostarte, con tu vasito de leche. Por tener de bueno hasta puedes transportarlas sin ningún problema gracias a su formato individual, por lo que son ideales para días de picnic, excursiones, playa… Aquí vamos a explicar cómo hacerlas caseras y esponjosas con la receta más clásica y tradicional, la que incorpora aceite de oliva virgen extra y el resto de ingredientes, siempre sencillos y básicos, y con los que quedan con su costra crujiente en la superficie, pero por dentro están esponjosas y húmedas.

Moldes para magdalenas

magdalenas
Las cápsulas de papel no cuestan mucho y son muy útiles

A la hora de preparar magdalenas la primera duda que le suele asaltar a la gente es si tiene o no el menaje adecuado para hacerlas. Para prepararlas tenemos dos opciones, una la que vamos a utilizar en esta receta, que son las cápsulas de papel un molde rígido que evita que las primeras se abran hacia los lados por el peso de la masa y se deformen, y otra utilizar cápsulas reutilizables  de silicona. La verdad es que ambos sistemas dan muy buen resultado y las magdalenas adquieren su peculiar “copete” bien alto. Lo mejor de hacerlas en tu casa, sin tener que comprar las industriales, es que te das cuenta que el poder controlar la cantidad de azúcar y grasas de cada preparación es un auténtico placer