comscore
jueves, 30 mayo 2024

Mezclar y hornear: el bizcocho de chocolate más fácil 

A la hora de hacer un postre, ya sea un bizcocho o cualquier otro, lo que más se busca a la hora de prepararlo es que la receta a hacer sea sencilla, porque de lo contrario los chef más inexpertos tiran pronto la toalla. En este caso la de este de chocolate, además de fácil y riquísimo, es ideal como base para tartas y pasteles. Se puede rellenar y decorar al gusto de cada uno o se puede disfrutarlo así tal cual. Es una receta en sólo dos pasos: mezclar, hornear y listo, sin ninguna complicación que te sacará de más de un apuro. Queda húmedo y muy esponjoso, con un sabor a chocolate que hará las delicias de los paladares más exigentes, por lo que triunfarás seguro.

2
El molde del bizcocho

Hay que contar con un molde para bizcocho

A la hora de empezar con la receta de este bizcocho de chocolate, lo primero es precalentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Luego se prepara una buttermilk y se añade el zumo de limón, o vinagre blanco, a la leche y mezcla. En unos minutos estará lista para usar en el bizcocho. Hay que preparar entonces el molde, a ser posible uno desmontable de 22 centímetros de diámetro. Se coloca papel vegetal en la base, se cierra el molde, y se recorta el sobrante. Se puede utilizar un molde que no sea desmontable y cortar un disco de papel vegetal para ponerlo en la base. Se engrasa con un poco de mantequilla la base y las paredes del molde que hayamos elegido y se espolvorea un poco de cacao en polvo hasta cubrir la base y paredes del mismo, para que luego sea fácil de extraer.