comscore
miércoles, 17 agosto 2022 13:23

Esta especia que comes a menudo te puede destrozar el hígado

Una simple especia, por mucho que parezca mentira, puede ser peor enemigo para nuestro organismo que unos huevos fritos con chorizo o cualquier frito que incluye colesterol, grasas no saludables o una cantidad ingente de calorías. En las dietas saludables rara vez se desaconseja su uso, quizás porque no se le da excesiva importancia o simplemente porque se puede creer que no se va a consumir demasiado a diario. Es decir, que se puede asegurar en algunas ocasiones que los verdaderos enemigos para nuestra salud a veces se esconden dentro de algo de apariencia completamente inofensiva. Y eso que en un estudio comparativo con otras 26 especias, realizado en la Universidad de Hong Kong, nuestra especia mostró las mayores capacidades antioxidantes, por encima de superalimentos como el orégano y el ajo. De hecho, es tan potente que se puede utilizar como un conservante natural.

Componentes aromáticos

especia
Los dos tipos de canela existentes, ceylon y cassia

 Lo más interesante de esta especia son los compuestos aromáticos. El aceite esencial aromático constituye hasta un 2,5% de su composición. Los compuestos mayoritarios son el aldehído cinámico (65-70%), el eugenol y el alcohol cinámico. En una proporción menor se encuentran el ácido trans-cinámico, el aldehído hidroxicinámico, el aldehído o-metoxicinámico, el acetato cinámico o los terpenos linalol y diterpeno, además de la citada cumarina, minerales y vitaminas A, C y del grupo B. La acción sinérgica de estos componentes aporta un efecto vigorizante, estimulante del apetito, carminativo, cicatrizante, antiespasmódico, antiséptico y antiviral. Todas estas sustancias suman un gran poder antiinflamatorio y antioxidante. En China se ha utilizado durante siglos para aliviar resfriados, problemas digestivos y molestias ginecológicas. En la actualidad se usa sobre todo como antiinflamatorio, para mejorar la función cognitiva y como regulador del metabolismo.