comscore
martes, 27 septiembre 2022 22:26

Antonio David en silencio y ‘acongojado’ por los 48 documentos de la Jurado sobre él

Nadie se esperaba el terremoto que iba a provocar la aparición de Rocío Carrasco en El Programa de Ana Rosa. En su intervención en el programa, la hija de Rocío Jurado no ha dudado en asegurar que ya no va a tratar el tema de la demanda por maltrato de su hija, el famoso ‘incidente’ y también amenazar a su exmarido. Antonio David se enfrenta a los 48 documentos de ‘la más grande’ en la que revela cómo era su relación con el ser. Pues bien, ¡ya ha habido reacciones por parte de los dos protagonistas! ¿Cómo se han tomado esta aparición de Rocío Carrasco?

Rocío Flores descubrirá lo que su abuela Rocío Jurado pensaba de Antonio David Flores de primera manod

Rocío Flores acaba llorando con Ana Rosa Quintana

> Algo obvio por otra parte. Rocío Carrasco confesaba que todavía no está «capacitada emocional, médica ni personalmente» para tener un acercamiento o una conversación con su hija. Tampoco dejaba claro si cerraba la puerta a dicho encuentro en el futuro, si la dejaba entreabierta o abierta… Únicamente aseguraba que «necesito tiempo para recuperarme. Es una puerta, simplemente, de momento se va a quedar así«.

Con la callada por respuesta, en su vuelta a El Programa de Ana Rosa, Rocío Flores hablará seguramente largo y tendido… O puede que al final quiera hacer el efecto contrario y guardarse sus opiniones para sí. Para ella misma o para una futurible docuserie, como ella mismo no dudaba en asegurar en su última intervención.

«Como yo hable se cae España«, les confesaba a sus compañeros de programa. Parece que esa puerta sí que podría estar abierta, aunque no hay nada en firme. Seria y cabizbaja, las cámaras pillaban a Ro entrando en su domicilio en Málaga.

Su actitud para con la prensa ha cambiado para mantener un silencio sepulcral. De esta manera, deja entrever que ha sido duro ver a su madre en el lugar donde curra porque por esta vez, no ha dicho gracias a la prensa como suele hacerlo habitualmente.