comscore
jueves, 11 agosto 2022 7:11

Los siete trucos infalibles para protegerte de la próxima Filomena

Nos encontramos en plena temporada de esquí, de olas de frío, danas y las temidas Filomenas. Una de las cosas que más nos preocupa es cómo protegernos del tan temido frío. Y aunque nos intentamos proteger con ropa, nos fijamos en tener provisiones y el coche a punto, hay algo que siempre descuidamos: nuestra piel.

Problemas de la renovación celular dérmica

hidratación piel frio filomena

La realidad es que la piel de nuestro rostro se resiente tanto más o que en verano en climas extremos. Si hacemos deporte al aire libre o se esquía, también hay que tener un cuidado extremo como al ir a la calle en nuestro día a día.

Por un lado, la intensidad de la radiación solar ha aumentado en España un 2,3% en la última década. Por otro, el frío de la alta montaña contrae los vasos capilares y dificulta la llegada de oxígeno y nutrientes a la dermis, que se renueva mucho más despacio. El resultado: las células muertas se acumulan y la tez queda apagada, tirante y muy sensible. Además, la población está muy equivocada en cómo hay que extenderse una crema.  

En invierno, el frío ejerce una vasoconstricción de los capilares que hace más lenta la renovación celular dérmica, como te decíamos. Es entonces cuando la capa formada por las células muertas aumenta, impidiendo que la secreción sebácea llegue con facilidad a la epidermis para lubricarla. La sequedad cutáneasobre todo en las zonas más expuestas, hace que la piel pierda elasticidad y se produzcan arrugas, rojeces o descamación, entre otros efectos. Otro problema al que se enfrenta la piel en invierno es la deshidratación producida por la acción de agentes, como la calefacción, que provocan la pérdida del agua transepidérmica.

Te brindamos siete pautas para cuidarte antes, durante y después de las bajas temperaturas y Filomena que no sabías por qué.