comscore
sábado, 28 enero 2023 18:03

Estas son las 10 bodas mejor pagadas de nuestra Historia pero reventadas por un amigo infiel

Casarse puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza cuando los novios han firmado una exclusiva. Las medidas de seguridad deben ser extremas para evitar que algún avezado paparazzi o un invitado con ganas de fastidiar roben alguna foto. En caso de que esto ocurra, el dinero pactado con el medio en cuestión puede verse reducido.

martasanchezsalati

Marta Sánchez y Jorge Salati habían decidido vender la exclusiva de su boda. Parecía que todo estaba controlado. Sin embargo, alguien descubrió que la ermita donde la pareja tenía que contraer matrimonio, situada en la misma finca donde se ofrecía el banquete, no estaba bendecida. Deprisa y corriendo, se organizó un plan para que la cantante y el empresario pudieran celebrar la ceremonia religiosa a salvo de miradas indiscretas. A alguien se le ocurrió envolver a Marta con unas sábanas para que no se viera ni un milímetro del traje de novia. Sin embargo, un fotógrafo logró colar la cámara por debajo de las sábanas y captó a Marta más blanca y radiante que nunca. El resultado puedo verse en diferentes revistas a la semana siguiente. En este caso, Marta y Jorge vieron reducida la cantidad acordada por la venta de la exclusiva.