martes, 11 mayo 2021 14:42

Kiko Rivera: la prueba de paternidad que hunde a Isabel Pantoja

Kiko Rivera está decidido, quiere hacerse una prueba de paternidad para descubrir la verdad sobre quién es realmente. Algo que no es ni por asomo, un asunto novedoso, pues hace tan solo unos meses Socialité reveló en exclusiva el resultado sobre si Kiko Rivera era en realidad hijo de el médico personal de Isabel Pantoja, el doctor Cariñanos y no, como él cree, de Paquirri. Una vez más todo vuelve a saltar a la palestra pues uno de los hijos del ya famoso médico ha confesado al programa que presenta María Patiño que el DJ estaría pensando en realizarse una prueba que confirme o desmienta las insinuaciones que no le dejan a penas dormir. Algo que podría, irremediablemente, cambiar el rumbo de la historia pues ya no tendría derecho a una herencia millonaria ni al reclamo de los objetos del torero que la tonadillera guarda a buen recaudo en Cantora.

Los resultados de ADN entre Kiko Rivera y el Doctor Cariñanos

> Cuando la bomba de la herencia envenenada de Paquirri estalló tras una entrevista en Lecturas donde Kiko Rivera hacía patente el enfrentamiento que estaría a punto de estallar con su madre, se indagaba si realmente el sevillano era hijo del torero. Un tremendo parecido a uno de los trabajadores de La Pantoja, el doctor Cariñanos, podría desbaratar todos sus planes. Hace unos años ya se rumoreaba lo mismo, pues aunque sean de distinta madre, no guarda gran parecido con sus hermanos Francisco y Cayetano.

Antonio Muñoz Cariñanos podría ser el verdadero padre de Kiko Rivera, pues en aquellos momentos se especuló si tendría una relación sentimental con la cantante. Uno de sus hijos, Francisco Javier Muñoz y por la intriga que rondaba por su cabeza decidió hacerse una prueba de ADN para ver si era hermano del marido de Irene Rosales. “Es igual que yo, quería saber si era mi hermano o no. Coincidí con él en Manchester, en un partido de fútbol. Dio la casualidad de que se sentó tres filas delante de mi. Se fumó un cigarro y cogí la colilla al acabar el partido. Le hice la prueba de ADN, estaba obsesionado con la idea. A los diez días me dieron el resultado”, confesó para Socialité. La prueba, finalmente, fue negativa.

Siguiente: No puede evitar desconfiar, quiere hacerse una prueba de paternidad