comscore
viernes, 2 diciembre 2022 13:43

Ortega Cano, atormentado por su hijo: la dura realidad de José Fernando en el psiquiátrico

El joven permanece ingresado en una clínica especializada en salud mental desde el año 2017 y, a pesar de que ya se ha acostumbrado a su vida hospitalaria, lo cierto es que de un tiempo a esta parte atraviesa una profunda crisis que lo ha dejado tocado y hundido. José Fernando pasa por un momento muy complicado que tiene en vilo a su familia, especialmente a su padre. José Ortega Cano está muy preocupado por su hijo, y no es para menos, teniendo en cuenta la difícil situación en la que se encuentra. ¿Quieres saber qué ha pasado y conocer todos los detalles? Sigue leyendo, te lo contamos a continuación.



La única esperanza de José Fernando y Ortega Cano

José Fernando, Michu y su hija

> Todo el mundo mira con optimismo y con ilusión a las vacunas que podrían poner fin a la pandemia de coronavirus que asola al mundo, y aunque la campaña avanza a pasos muy pequeños en España, lo cierto es que los sectores más vulnerables de la población ya han empezado a inmunizarse frente a la enfermedad. Entre ellos, los pacientes del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, que ya han recibido la primera dosis de la inyección. Al menos, así lo ha asegurado una de las trabajadoras de la clínica a La Razón. Se trata de la última esperanza a la que pueden aferrarse José Fernando y su familia, puesto que lo más probable es que el psiquiátrico suavice las restricciones a las visitas en cuanto todos sus pacientes estén protegidos ante la COVID-19.

Además, a sus 67 años, se espera que Ortega Cano también reciba la vacuna más pronto que tarde, lo que de seguro le abrirá las puertas del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos para poder reunirse con su hijo libremente, sin restricciones de tiempo ni mamparas por el medio. De momento, tendrán que esperar a que llegue este anhelado momento, conformándose con las videoconferencias que les permiten ponerse al día desde la distancia.

Según se desliza desde La Razón, a José Fernando se le permite utilizar el teléfono móvil unas cuantas horas al día, y aprovecha para ponerse en contacto con sus seres queridos. De hecho, Michu, su pareja y madre de su hija, publicó una fotografía en la sección de historias de su cuenta de Instagram en la que se mostraba manteniendo una conversación telemática con el joven y con la pequeña María del Rocío, demostrando así que, pese a la adversidad, siguen tan unidos como siempre.