lunes, 19 abril 2021 16:28

Sálvame se desmorona: los colaboradores más importantes en sus horas más bajas

Sálvame es uno de los programas más vistos cada tarde durante más de 11 años en la parrilla televisiva y en concreto de Telecinco. Las noticias más morbosas de plena actualidad informativa, el contacto con sus colaboradores, los cuales están sentenciados a desvelar todos los detalles de su vida privada y sus datos de audiencia, revelan sus éxitos. Sin embargo, parece que ahora una mano negra, como diría el propio Rafael Amargo, sobrevolaría sus cabezas, pues están pasando uno de sus momentos más catastróficos. Los colaboradores abandonan el plató como si nada, no vuelven en semanas sin causa aparente o se van por motivos personales casi sin previo aviso. El barco se hunde, y muy pocos permanecen en él para redimir su naufragio. Algunos de los pesos pesados como Jorge Javier Vázquez, Kiko Matamoros, Gema López o María Patiño luchan por su abordaje, aunque muchos otros no dan más de sí y deciden dejarlo en la estocada. ¿Quieres saber por qué decimos esto? Sigue leyendo y averígualo.

Lydia Lozano abandona el barco durante una temporada

> Lydia Lozano debe abandonar su puesto de trabajo en Sálvame durante una temporada. Lo hace por problemas de salud, derivados, en cierta medida, del accidente de coche que casi le arrebata la vida. Le operan de urgencia, siempre ha sufrido de las cervicales, es ahora cuando ha notado los primeros síntomas, debido a un aplastamiento en la médula. “Me da mucho miedo, tengo que estar dos días de momento en el hospital. Le dije al médico que no me explicara nada sobre la operación. Desde hace un mes tengo hormigueo en las manos, pensé que era por dormir mal. Al ponerme a leer no sentía el libro y me fui de urgencias. Me tendría que haber operado la semana que viene, pero con el Covid se ha retrasado. Me da miedo por eso, porque es de la médula”, ha explicado notablemente nerviosa.

Todos sus compañeros han deseado que todo salga bien, en especial Canales Rivera que ha explicado que hace unos años él también tuvo que operarse. Animaba así a Lydia a someterse a la cirugía. Charly, su marido, la ha acompañado en este momento tan delicado. No está sola, pues además del cariño de los suyos se lleva el de sus colegas de profesión. “Si en tres días puedo volver, vuelvo”, confesaba dejando claro que no quería pasar ni un minuto convaleciente y volver a la rutina lo antes posible. No es la única que deja su silla, pues Belén Esteban ya lo hacía hace unos cuantos días.

Siguiente: Belén Esteban no piensa en volver al trabajo