comscore
jueves, 1 diciembre 2022 14:11

Arantxa Sánchez Vicario juega su último partido entre Santacana y la cárcel

Arantxa Sánchez Vicario juega su gran partido entre su marido Josep Santacana y la cárcel en los próximos meses. Arantxa Sánchez Vicario está disputando el peor partido de su vida desde hace décadas y se ha resistido a que se lo ganaran. Todo el esfuerzo en la pista de tenis se ha visto empañado por su vida personal.Menos mal que ahora se le ha reconocido ser embajadora del tenis catalán. La dedicación por entero al deporte le hizo dejar todo en manos de sus padres y luego de su marido, Josep Santacana. Un patrimonio de más de 30 millones de euros por el mundo, han hecho que sean objeto de las mayores desgracias de la tenista española más famosas de todos los tiempos.

Una deuda con Hacienda por evasión de impuestos, fue el desencadenante de una guerra cruenta. Su padre, Emilio Sánchez era el administrador de todos los bienes de su hija. Pero los 3.500.000 más intereses a la Agencia Tributaria y la deuda, por ello, contraída con el Banco de Luxemburgo, hicieron mucha mella. Y llegó Josep Santacana para abrirla los ojos, y de qué manera. Consiguió lo que no consiguió nadie, incluso su primer marido, el periodista Joan Vehils… que eliminara de un plumazo a su padre como administrador único. De hecho conoció a su segundo marido estando casado con Vehils.

Sánchez Vicario de la mano de Josep Santacana demonizó a su familia y contó lo más grande de ella. Sus padres eran lo peor y llegó a contarlo en una biografía y en rueda de prensa. Al final, se sintió utilizada, una marioneta en manos de todos. Y no debía saber en quién confiar, porque tras la multa millonaria del fisco, la relación con sus padres y hermanos se dinamitó.

Josep Santacana le abrió los ojos con su familia, y de qué manera

arantxa-sanchez-vicario-fraude con josep santacana

> Josep y Arantxa se conocieron en Ibiza. Por aquel entonces Arantxa estaba casada con su primer marido, Joan Vehils, corría el año 2007. El conquistador se presentó acompañado de la mano de la prima de Yola Berrocal tirando de curriculum de socio de un prestigioso gimnasio de la isla. De lo más pintón conquistó a la tenista con ese arte que tenía. Le convenció de que era el amor de su vida.

Los padres de Arantxa Sánchez Vicario no aceptaban a Josep Santacana que le había robado el corazón a su millonaria hija. Dudaban de sus negocios y de su fama de conquistador y contrataron un detective. Pagaron 100.000 euros para tener ese informe encima de la mesa y abrirle los ojos a Arantxa Sánchez Vicario. Josep no tenía trabajo ni bienes y solo arrastraba deudas. Enfadada con sus padres y enamorada, Arantxa sacó su talonario, saldó todas las deudas del que sería su marido y se marchó a Estados Unidos con él. Le dio vida a Arantxa e incluso cambio de look. Ella mientras anunciaba boda y embarazo al mismo tiempo.

Pero se acabó el amor… Y el siguiente partido pasó de disputarlo contra la familia contra su marido Josep Santanca. Entre rumores de infidelidades, llegó la batalla más dura:  el dinero, el patrimonio y el reparto de los hijos.

Siguiente: Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana: Las claves de su dramática separación