comscore
domingo, 2 octubre 2022 18:33

Anabel Pantoja ‘devora’ a su tía Isabel y se convierte en la copia AliExpress de la tonadillera

Anabel Pantoja tuvo que hacer frente a un poderoso enemigo nada más entrar por la puerta de Telecinco. Jamás hubiera podido imaginar que su mayor rival sería alguien de su propia familia. Y, mucho menos, que una persona a la que quiere tanto pudiera hacerla un daño irreparable. Estamos hablando, nada más y nada menos, que de su queridísima tía: Isabel Pantoja. Los enemigos de la tonadillera cargaron duramente contra su sobrina nada más verla aparecer en la pequeña pantalla. Anabel, por su forma de comportarse, despierta a los detractores de su familia. Ha sido tachada de dramática, de prepotente, de mentirosa y de egocéntrica. Y es que, además de su enorme parecido físico, la colaboradora ha heredado todos los defectos de Isabel. En Cotilleo.es nos hemos propuesto estudiar el recorrido de Anabel en televisión, y es escalofriante comprobar lo interiorizado que tiene el apellido Pantoja.

El primer negocio de Anabel: ser la réplica de la tonadillera

Anabel Pantoja copia a su tía

> Anabel Pantoja empezó a trabajar en televisión hace diez años. Desde que puso un pie en los platós de Telecinco, la audiencia manifestó sus ganas de verla en la pequeña pantalla. Pero, su carrera mediática está plagada de sombras que se han terminado volviéndose en su contra. El primer aplauso que recibió la sobrina de Isabel estuvo motivado por el enorme parecido físico que tenía con la artista. Además, su forma de expresarse recuerda mucho al aire flamenco que caracteriza a la tonadillera. Estas similitudes empezaron siendo algo muy divertido, pero se ha terminado convirtiendo en su peor pesadilla. “A veces eres tan insoportable como tu tía”, le gritó su compañera Gema López en una ocasión.

Anabel Pantoja se siente muy orgullosa de parecerse a la tonadillera, y en muchas ocasiones ha presumido de ello. Sin embargo, sus detractores no dudan en atacarla acusando de haber copiado a Isabel para hacer dinero en televisión. Lo cierto, es que la colaboradora empezó siendo una réplica exacta a su tía. Pero, según ha ido cogiendo confianza en los medios, ha ido evolucionando en un personaje con entidad propia. No obstante, su forma de comportarse hace honor a su apellido, y no está dispuesta a renunciar a algo que, para ella, es un honor. “Siempre me lo han dicho, es un orgullo”, comentó en una ocasión. Y es que, Anabel, llora, ríe, se enfada y acusa como Isabel Pantoja.

Siguiente: La tonadillera confiesa la razón por el que adora a su sobrina