miércoles, 14 abril 2021 16:06

El éxito de Juan del Val: de albañil a “sex symbol”

Juan del Val y Nuria Roca se han convertido en una de las parejas más populares y solicitadas de la televisión. En su trabajo como colaboradores en El hormiguero, los tortolitos no se cortan a la hora de hablar de las pequeñas torpezas y situaciones cotidianas a las que se enfrentan en su día a día de la vida matrimonial. Lo que es innegable es su sentido del humor a la hora de contar las situaciones más comprometidas de la relación, que los ha llevado a enamorar por completo público. Más feliz que nunca y en una de sus mejores etapas profesionales, el escritor disfruta de sus 50 años rodeado de éxito y amor. Y es que, a pesar de que el paso del tiempo no perdona a nadie, el escritor parece que es como el buen vino, mejora con los años. A partir de ahora, podremos verle en su nueva faceta como jurado del programa de Antena 3, El desafío, donde comparte mesas con algunas caras conocidas como Santiago Segura o la guapísima Tamara Falcó.

Una juventud problemática

> Juan del Val no solo es guionista ni colaborador, sino que, recientemente se convirtió en una de las estrellas invitadas de Pablo Motos a El hormiguero para hablar de su último libro. Pero no solo ha hablado de su última novela o de como lo suyo con Nuria Roca fue ‘amor a primera vista’ ha querido compartir unos problemas que vivió pasado.
El escritor pudo abrirse como nunca en el programa, contando el lado más oscuro de su juventud. Una etapa de su vida que Juan calificaba de conflictiva y donde pudo tener en varias ocasiones problemas con la justicia. “Siempre he tenido cierta tendencia, casi desde que era pequeñito, a la marginalidad, y lo distinto, a lo salvaje” declaraba el guionista. Ante su nervioso rostro, Pablo Motos decidió ayudarle a encaminar sus palabras, diciendo: “Fuiste un niño problemático porque te echaron de dos institutos a los 16 años porque te pegabas con todo el mundo”. El marido de Nuria Roca asentía ante el presentador, aclarando que fue una época donde lo pasó francamente mal, recurriendo incluso a ayuda psiquiátrica para poder superarla.
“He vivido durante algunos años de mi vida con una bola en el estómago que no se iba. Un dolor sin ningún tipo de justificación. […] Pensaba que todo el mundo estaba en mi contra” explicaba el escritor. No se dio cuenta de que tenía un problema hasta que un día tuvo un accidente con una moto robada, la cual no había robado él, y se asustó. Desde ese momento, comprendió que no podía vivir así y procedió a pedir ayuda a su madre, que le apoyo en todo momento. “Estuve siete años en tratamiento psiquiátrico. Para mí, lo mejor que me ha pasado en la vida”, señalando que no solo se curó gracias a la terapia, sino que la ayuda de su familia fue la principal causa de que lograse salir adelante.
Pero pronto conoció a los dos amores de su vida: la escritura y su mujer, Nuria Roca, dejando atrás ese tormentoso pasado y emprendiendo un nuevo camino para convertirse en el gran hombre que es hoy.

Siguiente: El gran cambio de Juan del Val