domingo, 18 abril 2021 2:25

Belén Esteban desvela el motivo de su enfado con Anabel Pantoja: “Una amiga no hace eso”

Son amigas desde hace mucho tiempo, pero en las últimas semanas su relación se ha tensado hasta niveles insospechados. La de Paracuellos no dirige la palabra a la sobrina de la tonadillera, y el motivo de su distanciamiento era todo un misterio. Ahora, por fin Belén Esteban ha explicado por qué se ha molestado tanto con Anabel Pantoja, y sus razones no han dejado indiferente a nadie. ¡Qué fuerte! Lo cierto es que la imagen de la prima de Kiko Rivera no ha quedado muy bien parada… ¿Quieres saber qué fue lo que pasó? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Belén Esteban está “muy enfadada” con Anabel Pantoja

Belén Esteban

> La tertuliana ha comenzado su intervención en Sálvame asegurando que todavía no ha hablado con la sobrina de la tonadillera porque no tiene ganas. “No la he llamado, es que no quiero hablar con ella. Yo decido en mi vida las cosas que hago y decido hacerlo así. Yo lo he vivido como yo siento las cosas. No es que yo sea le mejor amiga del mundo porque tendré 1.500 fallos defectos y me habré equivocado 1.280 veces, pero creo que cuando me he equivocado soy una persona que no me cuesta decir lo siento”, ha sentenciado Belén Esteban. De momento, no tiene intención alguna de descolgar el teléfono para intentar solucionar su conflicto con Anabel Pantoja, aunque de sus declaraciones puede entenderse que no está todo perdido y que solo necesita que amaine un poco la tormenta.

No quiero llamarla porque estoy muy enfadada con ella, y sé que voy a decir cosas en caliente de las que luego me puedo arrepentir. Además, la conozco, y me conozco, y ella se va a poner a llorar, yo también, y al final me va a dar pena y voy a ceder. Yo la quiero mucho, pero necesito tiempo. He llorado mucho, muchos días, pero ya no”, ha explicado Belén Esteban. Por otra parte, Jorge Javier Vázquez le ha preguntado que si Anabel Pantoja sigue siendo su amiga, a lo que la de Paracuellos ha respondido: “Sí, claro. Yo espero hacer las paces con ella, pero hay que esperar un poco…”. ¿Serán capaces de enterrar el hacha de guerra o estamos asistiendo ante el final definitivo de una bonita amistad? Solo el tiempo lo dirá.