sábado, 17 abril 2021 22:46

Cuernos, despidos y traiciones: Marta López o cómo superar un año catastrófico

Marta López cierra el 2020 como una de las grandes protagonistas del año 2020”, así de concisos han sido los medios de comunicación. Y es que la colaboradora de Ya es mediodía ha acaparado las portadas de todos ellos y no precisamente por cosas positivas. Pero tranquilos porque a pesar de haber sido un año catastrófico, Marta ha sabido sacar rentabilidad a todo ello. Y no solo hablamos de la parte económica, que también. Te contamos todos los detalles, a continuación.

“En la puta calle”

> Si hay alguien que se ha convertido en el personaje estrella de la actualidad rosa española, sin duda ella es Marta López. Su estrellato comenzó gracias a Gran Hermano, donde conoció a Kiko Hernández y ganó un amigo para toda la vida. Su vida laboral, a partir de entonces no ha sido para nada un camino de rosas. Lo que hoy está siendo un auténtico boom mediático, era una auténtica pesadilla para ella hace tres años. “El único trabajo que no he hecho ha sido el de ser puta.  He trabajo hasta en una cuadra. Tuve varios negocios, pero llegó la crisis. Me arruiné. No es que no tuviera dinero, sino que tenía una deuda enorme” asegura en exclusiva para la revista Lecturas.

La colaboradora, que a pesar de sus desdichas en el amor atraviesa por una buena etapa, asegura que hubo tiempos en los que no quería ni respirar. “Durante casi un año no pude pagar la hipoteca. Fui a Madrid con una mano delante y otra detrás. Dormía en una habitación con mis tres hijos con un radiador porque no podía encender la calefacción de la casa”, explica. A pesar de todo, Marta se siente muy orgullosa, pues consiguió salir de la ruina y comenzar una nueva etapa. Una de la que hemos sido testigos. Y es que no hay otra persona que la colaboradora para demostrar que, de las desdichas, siempre se puede sacar algo bueno.

Así pues, consiguió un buen puesto de trabajo en una empresa de catering y, por sorpresa, empezó de nuevo a tener relevancia en el mundo de la televisión. Un camino que se ha torcido desafortunadamente debido a sus desdichas en el amor. Rodeada de cuernos y traiciones, Marta López sigue hoy en día pidiendo perdón a los hombres que más daño le han hecho. Un hecho que nadie entiende, ni si quiera su mejor amigo Kiko Hernández.

Siguiente: Marta López, rodeada de cuernos y traiciones