comscore
jueves, 11 agosto 2022 20:30

La influencer, Madame de Rosa, confiesa el momento más dramático de su vida

Durante la pandemia provocada por el coronavirus, muchas personalidades públicas se han convertido en un ejemplo. Es el caso de Madame de Rosa, una conocida estilista con mucho éxito en redes sociales. Nada más decretarse el estado de alarma, la influencer anunció por sus redes sociales que iba a retomar su antigua profesión: la enfermería. De esta forma, pretendía ayudar a los sanitarios a superar la crisis ocasionada por el Covid. Sin embargo, un trágico incidente hizo la obligó a reconducir sus pasos. ¿Quieren saber que sucedió? Madame de Rosa ha acudido a Volverte a ver para contar su experiencia, y para rendir un bonito homenaje a una persona que ha ayudado a todo el país. Te contamos como ha sido el emotivo testimonio y repasamos su trágica historia.  

 

 

 

“Voy a trabajar en una planta infectada de coronavirus” 

Madame Rosa muestra los efectos del Covid> Al ver la trágica situación por la que atravesaba el país, Ángela Rozas decidió aparcar su trabajo como estilista y retomar su antigua profesión: la enfermería. Envió un currículum al hospital La Paz, en Madrid, y, según cuenta, tardaron tres cuartos de hora en ponerse en contacto con ella. Dada la urgencia de la situación se incorporó a trabajar al día siguiente de comunicar la noticia. “Durante esta cuarentena no voy a poder subir contenido de moda a mi perfil”, explicó a sus seguidores. Reconoció estar preocupada por su familia, pues, estar en contacto directo con enfermos, iba a suponer un riesgo para ellos. Pero, “si todos pensamos igual no habría nadie trabajando en los hospitales. Me siento en la obligación de hacerlo”, dijo.  

Sin embargo, sus buenas actuaciones fueron truncadas por el Covid. Se contagió tan solo diez días después de empezar su labor humanitaria. Su caso se convirtió en un ejemplo, pues demostró que la enfermedad no se extendía solamente quince días, como estaban diciendo. A pesar de ser joven, estuvo muy afectada. Cada día, compartía su estado con sus seguidores y, estas publicaciones, ayudaron a visibilizar el virus. “Tengo la piel brotada y sigo con fiebre después de 30 días”, comentó la influencer. También confesó que la enfermedad le había afectado al estado de ánimo. “A pesar de todo, ir a trabajar a La Paz es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Volvería a hacerlo sin dudarlo”, confesó en un vídeo muy afectada. Declaraciones como está la convirtieron en un ejemplo. Su participación en Volverte a ver, ha recordado al público quien es esta gran persona.  

Siguiente: ¿Saben con quien se puso en contacto en el programa? 

El bonito homenaje que rindió a sus compañeros 

Madame de rosa le rinde homenaje a una enfermera
>Madame de Rosa acudió a Volverte a ver para darle una sorpresa a una persona que se había convertido en su gran apoyo durante el tiempo que estuvo contagiada de Covid: Montse. Es una de las supervisoras del hospital La paz. Cuando la influencer se incorporó a su nuevo trabajo, llevaba bastante tiempo alejada de la sanidad. “Yo no quería ser un estorbo. Llegué a un campo de batalla, todo era un caos”, explicó. Allí conoció a esta enfermera y empezaron una relación de amistad. Aunque la alegría duró poco, pues ambas fueron contagiadas al mismo tiempo. Durante los días que estuvieron trabajando juntas, Montse animaba a todos sus compañeros a seguir luchando. “Veíamos a gente morir todos los días”, explicaban. 

Ángela Rozas, quiso homenajear a todos sus compañeros, y recordar al público la gran labor que habían hecho por el país. “Quiero que sepa todo el mundo que eres generosa, valiente y fuerte. Y que fuiste, eres y siempre serás para mía una inspiración”, le dijo la influencer a Montse. La impotencia de no poder salvarle la vida a muchos infectados, unió a estas dos enfermeras. Ambas se fundieron en un tierno abrazo que encogió el corazón de la audiencia. Aunque fue a través de una pantalla protectora, pues Madame de Rosa continua padeciendo muchos de los síntomas de la enfermedad 

Siguiente: “Tengo fiebre casi a diario”