comscore
martes, 16 agosto 2022 14:27

La desdichada vida del millonario Joaquín Torres, novio de Raúl Prieto

La primera vez que pudimos ver a Joaquín Torres en televisión fue en 2009. El arquitecto de los famosos participó en un programa de Antena 3 llamado El secreto. Allí pretendía dejar atrás su lujosa vida, para vivir entre mendigos durante una temporada. Consiguió ganarse el cariño del público rápidamente, y pronto nos empezamos a interesar por su vida privada. Su momento más mediático fue en 2017, cuando decidió separarse de su mujer y empezar una relación con Raúl Prieto, director de Viva la vida, íntimo amigo y padrino de boda de Belén Esteban. Desde entonces, Joaquín Torres ha mostrado su mejor cara: dinero, fama, éxito… pero, ¿Es todo tan idílico en su vida? Lo cierto es que el arquitecto tiene un pasado oscuro del que no logra escapar: drogas, chantajes, corrupción, ¿Quieren saber qué triste realidad hay detrás de este millonario? 

 

 

 

 

Unos padres homófobos y un hermano drogadicto 

Joaquín Torres, novio de Raúl Prieto

> Joaquín Torres es un referente profesional para muchos arquitectos. En muchas ocasiones ha declarado sentirse valorado y respetado por sus compañeros. Sin embargo, no ha tenido la misma suerte con su familia. Todo empezó cuando tenía catorce años y sus padres pensaron que era demasiado amanerado. “Pretendían curarme. Durante muchos años todo se quedó oculto, pero fue un horror porque retrasaron lo inevitable”, confesó. Joaquín Torres pasó su infancia reprimido por el miedo que le provocaba decepcionar a sus padres. Con el paso del tiempo, terminaron aceptándolo, aunque esta etapa ha marcado su personalidad. “Siempre he oído en mi casa que lo peor que puede tener un padre es un hijo maricón”, contó una tarde en Sálvame.  

Su hermano tampoco le puso el camino fácil. “Era una persona violenta, me llegó a dar palizas y yo le odiaba”, comentó en la presentación de su libro Detrás de la puerta. Juancho, así se llamaba su hermano, falleció a los 28 años a causa de las drogas. Joaquín sigue arrastrando esta muerte porque, según él, no le supo ayudar. “Le veía como un enemigo, no como un enfermo”, ha declarado. Actualmente, el arquitecto ha fundado una asociación con la que pretende ayudar a personas con los mismos problemas. “Yo no estuve a la altura, pero ahora estoy ayudando a mucha gente”, dijo al respecto. El fallecimiento de su hermano trajo consigo una oportunidad para independizarse y empezar una nueva vida llena de libertad. Su intención era empezar a disfrutar de su orientación, pero una persona se cruzó en su camino e interrumpió sus planes. ¿Quieren saber de quien se trata? 

Siguiente: “El sexo con mi mujer era horrible. Llorábamos los dos”