lunes, 18 enero 2021 20:12

Acusan a Fidel Albiac y Rocío Carrasco de marginar a su hijo David: “Estaba solo y apartado”

Es una de las polémicas que más ha dado que hablar en los últimos tiempos. El enfrentamiento entre Rocío Flores y Rocío Carrasco tiene en vilo a buena parte de la opinión pública y no parece que se vaya a solucionar pronto. Era el año 2012 cuando madre e hija terminaron como el rosario de la Aurora a raíz de una terrible discusión en la que no faltaron los golpes y los insultos. Se trató de un violento enfrentamiento que las dejó marcadas de por vida, y cuyos detalles te contamos a continuación.

El día cero

Rocío Flores y Rocío Carrasco

> La tensión se venía acumulando desde hacía tiempo en la casa familiar de Rocío Jurado. Parece que su relación con Fidel Albiac no terminó de gustar a sus hijos, especialmente a Rocío Flores, que dedicaba al abogado toda clase de afrentas a través de las redes sociales. “Querido novio de mi madre, siento decirte que tocas de puto culo la guitarra. Te ruego que te dediques a otra cosa y que te calles ya, joder. ¡Uf!”, sentenció la entonces menor en su cuenta de Twitter el 17 de julio de 2012. Tan solo diez días después, una nectarina desencadenó una tremenda discusión entre la primogénita de la Jurado y su hija, que le propinó varios golpes hasta dejarla tendida en el suelo, tal y como recogen los documentos judiciales que Vanitatis publicó el febrero pasado:

“Sobre las 8:00 h del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas. Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho”.

Siguiente: “Guarra, puta, no eres mi madre”