comscore
jueves, 11 agosto 2022 9:36

Los hermanos Scott, así es la vida más íntima de Jonathan y Drew

No cabe duda que desde que llegó el programa de televisión Property Brothers a la pantalla chica, la vida de los hermanos Scott cambió para siempre. Con ellos también cambiaron nuestros deseos de vivir en casas ordinarias y muchas personas, tanto en Norteamérica como en Europa, comenzaron a remodelar sus inmuebles al estilo Drew y Jonathan. Tanto ha sido el éxito de los Scott que, el programa que en el mundo hispanoparlante Hermanos a la Obra, se ve en 150 países, y ha sido renovado por 13 temporadas, para un total de 173 episodios. Aparte del éxito de la serie, cuyos episodios pueden verse en apenas 45 minutos (en donde observamos transformaciones extraordinarias) no queda duda de que parte del éxito del programa ha sido el carisma de los hermanos canadienses. 

Sin embargo, quedan cosas de la vida personal de este par de hermanos idénticos de 42 años de edad, naturales de Vancouver, British Columbia, que quizás no sabías y hoy te llevaremos por la vida de los constructores más famosos de la televisión y quizás del mundo. 

Tienen otros programas de televisión

Aparte de “Hermanos a la Obra”, los Scott tienen otros cuatro programas de televisión

Si bien es cierto que Property Brothers, o Hermanos a la Obra es el programa de construcción más famoso del mundo, (es, sin duda, el más taquillero) es también la serie de televisión que lanzó al estrellato a los hermanos Scott, aunque este no sea el único que conducen.

De hecho, la serie que empezó a rodarse en Canadá y luego se mudó a los Estados Unidos, también llevó a los hermanos Scott a lanzar otros spin-offs, tales como Buying and Selling, Brother vs. Brother, Property Brothers: at Home, y Property Brothers: Forever Home. El más famoso de todos estos, podría decirse que es Brother vs. Brother, pues, durante varios episodios, vimos a los hermanos intercambiar roles y Jonathan se dedicó a la agencia inmobiliaria, mientras que Drew se dedicó a las construcción.

El dúo dinámico de la construcción televisiva es capaz de intercambiar roles, no solamente para un show de televisión, sino para entretener a la audiencia.