lunes, 8 agosto 2022 3:02

Jesulín de Ubrique y María José Campanario asestan a Belén Esteban un golpe bajo y sin precedentes

“Yo donde hablo es en el ‘¡HOLA!’ que es donde me pagan. Y además, me pagan un pastón”, Jesulín de Ubrique dixit. Sí, de los creadores de ‘en dos palabras: im-prezionante’, ahora llega la nueva versión: “solo hablo en prensa cuando me pagan”. Jesús Janeiro y María José Campanario son portada de la prestigiosa revista ‘¡HOLA!’ donde confirman que se vuelven a casar. El matrimonio va a vivir su propio reencuentro de ‘Operación Triunfo’: 15 años pasaron hasta que los triunfitos de la primera edición volvieron a reunirse en un escenario y 15 años han pasado desde que el diestro y la Campa contrajeran matrimonio: “Me hace muchísima ilusión la fiesta con mi familia, ponerme guapa, decirle ‘sí, quiero’; y además ¡creo que lo merezco! Lo he pasado tan mal que me hace ilusión cualquier cosa bonita”, explica María José. 

Jesulín de Ubrique vuelve a ponerse en el punto de mira de Belén Esteban. Se lo ha puesto más fácil que nunca a la colaboradora para que le dé estopa a diestro y siniestro. Hace escasos días le lanzaba un dardo envenenado respecto a las notas de su hija Andrea, que por cierto son fabulosas, y respecto a la graduación de su primogénita, a la que Jesús no acudió. “Yo me quedo con que Miguel cambió el turno con un compañero para venir a la graduación de Andrea, y con eso, me vale...”, explicaba la Esteban desde el comprensible dolor. Andrea Janeiro cumple 18 años, su mayoría de edad, el próximo 20 de julio, una semana antes de que su padre vuelva a contraer matrimonio con María José, quienes tienen pensado casarse el 27, igual que sucediese en 2002. “La celebración será este mes de julio con toda nuestra familia”, afirma el torero en la mencionada publicación. ¿Incluye “toda nuestra familia” también a su hija Andrea? ¿Se encontrará su hija en ese momento ya en Inglaterra, país al que tiene pensado irse a estudiar?

Recordemos que los estudios de Andrea en el extranjero produjeron un cisma en el corazón de la Esteban. “Jesús me dijo que me ayudaría a pagar la mitad de los estudios de Andrea y a última hora se ha echado atrás“, espetaba, airada, la Princesa del Pueblo en ‘Sálvame’. “Pero tranquilo, que con un ‘no’ ya tengo suficiente. Los estudios se los voy a pagar yo y si no tuviera dinero, lo pediría, pero lo tengo”, continuaba Belén. Se contempla que la exclusiva concedida por parte del matrimonio está valorada en unos 60.000 euros. ¿Utilizará Jesús los 30.000 que le corresponden para que Andrea pueda estudiar su carrera y desarrollarse profesionalmente donde ella desee? Ciertamente, sería lo más normal, lo natural y lo lógico.

¿Aprovechará Jesús, vestido de novio, para hablar con su hija de todo aquello que le contaría al llegar su mayoría de edad? Estos son, probablemente, algunos de los temas que seguramente el padre quiera tratar su primogénita.











Faltan apenas dos meses para que Andrea Janeiro Esteban cumpla 18 años y se convierta, por ende, en mayor de edad. La única hija en común de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique será toda una mujer adulta el próximo 20 de julio ante el frote de manos de la prensa, deseosos de tomar una primera imagen oficial de la niña -ya no tan niña- y de poder preguntar con tranquilidad acudiendo directamente a la fuente.

Andrea Janeiro, famosa antes de nacer, no tiene responsabilidad ninguna sobre lo que hayan hecho sus padres. Belén siempre ha querido lo mejor para ella y Jesús, un padre despegado, ha tenido que padecer desde la distancia cómo su madre hacía caja a costa de acusarlo de mal padre, entre otras muchas lindezas, recordando, por supuesto que Jesús jamás ha dejado de pasarle la pensión a Andrea. 

En declaraciones para una conocida publicación, el torero expresó que cuando su hija cumpliese 18 años le explicaría por qué ha sido un padre ausente, por qué no ha mostrado más interés en llamar o en personarse más veces en Madrid para visitarla, y en definitiva, para pasar más rato con ella.