La suya ha sido una relación de alto secreto. Malú y Albert Rivera han sido muy cuidadosos desde que empezaron a salir, velando siempre por mantener su intimidad alejada de los objetivos de las cámaras. Pero ya no se esconden. El delicado estado de salud del político por su gastroenteritis ha tenido en vilo a la cantante, que ha salido con él del hospital sin importarle a ninguno que los pudieran ver juntos.

Malú y Albert Rivera han intentado esconderse de la prensa desde que empezaron a salir.

Hace pocos días que Rivera tuvo que ser ingresado en el hospital universitario HM Puerta del Sur de Madrid tras diagnosticarle una gastroenteritis aguda. El político tuvo que pasar unos días duros postrado en la cama, pero seguro que se le hicieron más llevaderos gracias a la compañía de Malú.

Desde que empezaron a salir, han intentando mantener su relación en secreto y pocas veces se ha conseguido fotografiarlos juntos. En esta ocasión, no han podido evitar que los paparazzi los pillaran a la salida del hospital. El programa Espejo Público, de Antena 3, ha podido captar el momento y ha conseguido algunas declaraciones de Rivera.

Malú y Albert Rivera han salido juntos del hospital, demostrando que ya no se esconden ante la prensa.

De esta forma han desmentido rotundamente, pero sin pretenderlo, las informaciones que el pasado fin de semana vertía Socialité sobre ellos. El programa de María Patiño pegó un claro patinazo al anunciar que la pareja podría haber puesto fin a su relación. La revista Semana ya dejó claro que no era así al publicar unas imágenes de Rivera y Malú juntos, pero verlos salir del hospital ha sido la guinda del pastel que ha confirmado que les queda mucho amor para rato.

Ya no se esconden

Los dos han salido sonrientes del hospital, luciendo un aspecto bastante desenfadado. Aunque han avanzado un par de metros juntos, Malú ha preferido quedarse en un segundo plano y ha tenido un gesto muy cómplice con Rivera para explicarle que lo esperaría en otro lugar. Le ha tocado el brazo y le ha indicado con la mirada hacia dónde se dirigía.

Malú se ha despedido de la prensa con la mano y Albert se ha acercado a dar sus primeras declaraciones. Con la voz todavía ronca y apagada, el político ha dado las gracias a los medios de comunicación por hacer el seguimiento de su estado de salud y a todas las personas que se han puesto en contacto con él para desearle una pronta recuperación. ¿Será este el principio de una nueva era en la que la pareja ya no se esconda?