Los vinos de colores y de cannabis son los variantes que no se suelen ver mucho en nuestro país. Los primeros nos ofrecen una gran variedad se sabores y se fabrican habitualmente con pigmentación, y los segundos se elaboran con CBD, que no es un cannabinoide psicoactivo, de modo que se puede usar durante todo el día sin que tenga ningún efecto adverso o estimulante más allá de cualquier otro vino. Son productos diferentes e interesantes así que no te queremos mostrar los que están disponibles en España.

Los vinos azules Gik Blue

vinos azules

Esta bodega asegura que si estás bebiendo Gik Blue, tienes entre manos algo innovador. Estás bebiendo la posibilidad de crear tus propias normas. Por eso, nunca te van a decir cómo beberlo y tampoco con qué combinarlo, dónde ni cuándo disfrutar de él. Este vino azul está planteado a conciencia para disfrutar. Podrás adquirir una botella en su página web por 20 euros y probar algo muy original.

Son vinos ligeramente cítricos con notas afrutadas y un 11,5% de alcohol. Logran el color azul a través de procesos tecnológicos de pigmentación del vino. Esta tecnología ha sido desarrollada por el equipo de I+D de Gïk en colaboración con la Facultad de Ingeniería de la UPV-EHU y empresas del sector de la tecnología agroalimentaria. Los controles de calidad son rigurosos y todos los elementos utilizados siguen la normativa para productos alimentarios de la Unión Europea.