Justo cuando se cumple un año desde que Álex Lequio fuese diagnosticado de un cáncer, tenemos todas las novedades acerca de en qué punto se encuentra exactamente su enfermedad. Optimista, esperanzado y con muchas ganas, el joven, que no para de trabajar, ha contado cuáles son las novedades que le rodean.

Una curiosa relación con los medios

> Supo que era eso de la fama desde su nacimiento. No es de extrañar, Álex Lequio es hijo de dos de los pesos pesados del mundo del colorín: Ana Obregón y el conde Lequio. Así, tanto su infancia como su adolescencia fue retransmitida prácticamente a tiempo real. En la mente de todos están aún aquellas imágenes en las que un travieso Álex mordía los micrófonos de los reporteros que se interesaban por las novedades de la fascinante vida de su madre, una de las personas más queridas dentro de la industria del espectáculo.

Durante un tiempo le perdimos la pista ya que decidió cruzar el charco para tener la mejor formación posible. Durante cinco años fijó su residencia en Carolina del Norte. Allí se licenció en Filosofía y Ciencias Políticas por la universidad de Duke. Aquel lustro le sirvió, además, para reconciliarse con la popularidad, de la que intentaba huir a toda costa. A su vuelta, Álex incluso se animó a posar por primera vez delante de un photocall. Lo que no imaginaba nunca es el giro radical que iba a dar todo y la de titulares que coparía a causa de su enfermedad. Acerca de esto te contamos las novedades a continuación.

Siguiente: El día que cambió para siempre su vida