Jorge Javier Vázquez ingresaba en un hospital de Madrid para someterse a una intervención quirúrgica de la que informó en exclusiva Cotilleo.es. Acompañado por María Patiño, una de sus más íntimas amigas, y por otros familiares cercanos, el comunicador se sometía a una operación para ensanchar o cambiar uno de los stent que se le fueron implantados tras sufrir, en marzo, un ictus.

Según publica la revista Lecturas, la operación ha sido todo un éxito aunque el presentador tendrá que pasar la noche en la UVI, tal y como establecen los protocolos médicos en casos similares. La revista, en la que Jorge Javier colabora de forma semanal, insiste en que el entorno más directo del de Badalona está tranquilo y que son muchos los que se han interesado por el resultado de la operación.

Un ejemplo a seguir

Desde que Jorge Javier sufrió un ictus ha demostrado ser todo un valiente. Los médicos que han seguido su caso destacan de él su optimismo y entereza en los momentos más complicados. El presentador de Sálvame ha demostrado, además, una gran generosidad en todo momento al querer compartir sus sentimientos tras uno de los episodios más amargos de su vida. Ahora se enfrenta a semanas de recuperación, aunque tal y como publicó este medio en exclusiva, es más que probable que reaparezca en la última gala de la edición actual de Gran Hermano VIP.