Por todos es sabido que la reina Letizia roza la obsesión cuando hablamos de la educación de sus hijas. Lo que no esperaba la asturiana es que estas desmedidas reglas que tienen que seguir Leonor y Sofía podrían volverse contra ella. Su control ha sobrepasado todos los límites y esto puede suponer una grave crisis en su matrimonio con Felipe VI.

La obsesión sin límites de Letizia

Leonor y Sofía

> En las últimas semanas hay un tema que está dando la vuelta al mundo. Según desvelaba Pilar Eyre, la princesa Leonor y la infanta Sofía no hacen la misma vida que la del resto de sus compañeros de clase. Cuando el Colegio Santa María de los Rosales organiza una escapada, ellas se quedan en clase. “¡No sabes lo que nos costaría a todos los españoles cada una de estas salidas normales de la princesa de Asturias y de su hermana. El operativo de seguridad es complicado y muy caro, y conllevaría, además, molestias para el resto de los espectadores”, dicen desde Casa Real a la citada periodista.

Pero aunque se esfuerzan por hacer ver que la decisión se debe solo al presupuesto, la realidad parece ser bien distinta. Todo apunta a que es Letizia la persona que no quiere que las pequeñas hagan estas escapadas. Por todos es sabido que la Reina protege a sus hijas hasta el extremo. Controla cada uno de sus movimientos y evita a toda costa que las menores sea vean convertidas en noticia o que sean fotografiadas. Una sobreprotección que está ya traspasando todos los límites y que podría crear una brecha en su matrimonio con Felipe VI. Descubre los motivos.

Siguiente: La abismal diferencia entre padre e hijas