Toño Sanchís y Belén Esteban finiquitaron su relación laboral en los juzgados. La amistad saltó por los aires cuando la colaboradora de Sálvame denunció al hombre que había sido su sombra durante años por apropiarse de un dinero que no le correspondía. La Justicia dio la razón a la rubia pero eso no ha amilanado al manager. Toño tiene un as en la manga que deja fuera de juego a su ex representada. Te lo contamos todo a continuación.

La sorprendente inacción de la familia de Belén

> En alguna ocasión se ha deslizado que la familia de Belén estaba al tanto del acuerdo laboral entre Toño y la rubia. Se habló de que la relación del manager con uno de los hermanos de ella era muy  buena. Incluso se dijo que tenía acceso a una de las cuentas bancarias de Belén. Esto provocó tal cisma que el señalado entró en el Deluxe para pedir perdón a su hermana.

Belén aseguró que se enfadó mucho pero que fue Miguel quien la tranquilizó. Su novio le hizo ver que primero debía escuchar el testimonio de su hermano y, posteriormente, decidir. La cuestión es que el hermano de la Esteban intervino en el Deluxe y casi se aturulló pidiendo perdón y agradeciendo a la rubia su ayuda. Todo con un toque servil que fue muy criticado. Difícil quedarse indiferente ante un hombre hecho y derecho que agradecía como si se le fuera la vida en ellos que su hermana le pagara la calefacción y le llenara la nevera.