Toño Sanchís y Belén Esteban finiquitaron su relación laboral en los juzgados. La amistad saltó por los aires cuando la colaboradora de Sálvame denunció al hombre que había sido su sombra durante años por apropiarse de un dinero que no le correspondía. La Justicia dio la razón a la rubia pero eso no ha amilanado al manager. Toño tiene un as en la manga que deja fuera de juego a su ex representada. Te lo contamos todo a continuación.

Belén, incapaz de ser feliz

> Belén Esteban no puede saborear tranquila el dulce triunfo de la victoria judicial sobre Toño Sanchís. Aunque la Justicia le ha dado la razón, ella está descolocada y nerviosa. Sabe que, aun así, el manager sigue teniendo muchos apoyos entre la opinión pública. Esto es algo que trae a maltraer a una mujer que no está acostumbrada a que le lleven la contraria.

Y mientras Toño sigue a flote, Belén está desesperada porque no puede arremeter contra él en los medios. Toño y su mujer han tomado medidas legales para proteger su derecho al honor. Por otro lado, la rubia no ha conseguido dar buenos datos de audiencia con esta circunstancia personal que el público ha rechazado. De hecho, sus intervenciones en el Deluxe se circunscriben a la medianoche, cuando la cuestión del share ya está finiquitada.

Siguiente: Toño remata a Belén