Desde que Alejandra Rubio abandonara el domicilio familiar para iniciar una vida junto a su novio, la relación entre ella y su madre, Terelu, no es la misma. Lo que nadie podía imaginar era que se distanciaran de una manera tan brutal. Las diferencias entre estas dos famosas mujeres son cada vez mayores y el último gesto de la joven ha hecho que todo salte por los aires.

Una adolescencia rebelde y complicada

> Es curioso ver cómo han cambiado las cosas en poco tiempo. Terelu se esforzaba en pedir que Alejandra Rubio no fuese objetivo de los flashes a su llegada a la mayoría de edad. Pedía de manera incesable que los medios la dejaran tener una vida como la del resto de chicas de su edad. Sin embargo, ha sido la propia joven quien se ha esforzado en ser diferente. La realidad es que su rutina nada tiene que ver con la de la mayor parte de chicas y chicos de 18 años. Para empezar porque ha abandonado la universidad. Se matriculó en Diseño de Moda y lo ha dejado. Tras asegurar por activa y por pasiva que era su sueño, finalmente se ha tratado de una vocación frustrada.

Previsiblemente en septiembre se incorporará a la carrera de Derecho, pero hablar de eso como una realidad sería hacer castillos en el aire. De momento, la nieta de María Teresa Campos consigue dinero de una manera muy fácil. Por un lado, se dedica a hacer vídeos para su propio canal y también al mundo de la noche. Aprovechando que su novio es Dj, ella se ha hecho Relaciones Públicas. Esto hace que pase buena parte de las veladas de la semana en la discoteca Oh My Club.Y es precisamente este el origen de muchos de los problemas que tiene con su madre y que te detallamos a continuación.

Siguiente: Un cambio de actitud que atemoriza a Terelu