Santina, madre de Mario Biondo: “Hay una prueba definitiva de su asesinato”

Vuelven los fantasmas del pasado para Raquel Sánchez Silva. El próximo 30 de mayo se cumplen 5 años de la muerte del que fuera su marido, el operador de cámara Mario Biondo. El cuerpo sin vida del italiano fue encontrado por una empleada doméstica en el piso que compartían en el 4 de la calle Magdalena de Madrid.

Tal y como pudimos observar en una macabra fotografía publicada por su propia madre, Mario aparecía colgado de una estantería sostenido del cuello por la fuerza de una pashmina. En España se le otorgó la categoría de suceso de carácter social. Sus padres, casi 60 meses después del trágico acontecimiento, siguen en la lucha por demostrar que la muerte de su hijo es obra de un asesinato. En Italia, el caso en torno a la muerte de Mario Biondo, lejos de quedar sobreseído está más vivo que nunca.

La nueva querella de los Biondo

Biondo

El pasado lunes 19 de febrero a las 12 de la mañana, los padres de Mario, Santina D’Alessandro y Pippo Biondo, se personaron en los juzgados de Plaza de Castilla para ratificar la querella que presentaron en julio. Además, los progenitores del fallecido han aportado toda la documentación necesaria para que el juez, con los dossieres propios de la investigación paralela, considere reabrir el caso en España “por causa de terceros”.

Santina D’Alessandro Biondo se muestra en su entrevista con ‘Cotilleo’ como una mujer fuerte, con el carácter de una mamma italiana dispuesta a tirar de la manta y conocer la verdad detrás de la muerte de su hijo. La teoría del suicidio la descarta por completo, no por intuición materna sino por el resultado de una investigación ardua y objetiva que casi termina con su salud, y por supuesto, con los ahorros de toda una vida.

Cotilleo: Santina, en primer lugar, ¿cómo estás?

Santina D’Alessandro: Ahora un poco mejor. Porque ahora tanto en Italia como en España hemos dado un paso adelante para conseguir la verdad y justicia para Mario.

Santina: “Mi hijo ha sido asesinado”

Biondo

– ¿Por qué sostienes que esa es la verdad?

 Porque tengo las pruebas de que Mario, mi hijo, ha sido asesinado. Mi hijo no se ha suicidado. Poco a poco y con el tiempo, hemos conseguido los datos, hemos investigado, no solo en Italia sino también en Madrid y hemos descubierto cosas muy importantes que reafirman lo que decimos. No nos creemos el suicidio. Mario estaba bien, felizmente casado con Raquel, intentando tener un hijo. En agosto iban a empezar juntos un programa de viajes. Ya habían firmado el contrato con Telecinco… No había nada que me hiciera pensar que mi hijo tuviera problemas psicológicos. Jamás.

– ¿Te sientes con las puertas cerradas?

 Creo que la justicia española no ha hecho bien su trabajo. Los comerciantes de los negocios de la calle donde vivían nos dijeron que el cuerpo de mi hijo “fue encontrado por la mañana”. Según el escrito de la Policía, fue a las 17.10 horas de la tarde. ¿Por qué? Nadie me ha dado las pruebas del suicidio.

Dos autopsias contradictorias

Biondo

– ¿Y la autopsia?

 La autopsia es un informe del juez. No es una relación de páginas con una investigación profunda. El Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, el que cerró el caso, no respondía a las preguntas de la fiscalía de Palermo. No supieron explicar por qué no incluyeron la foto de Mario en la documentación. Conseguimos que la Policía Científica nos diese 25 fotos del lugar del hallazgo dos años y medio más tarde (en enero de 2016).

La costosa investigación de la familia Biondo

Biondo

 ¿Habéis hecho una investigación paralela?

– Así es. Profesionales de la antropometría, que estudian la posición del cuerpo y los objetos, nos dijeron que era imposible que Mario hubiera muerto así. El lugar donde se encuentra la sangre condensada postmortem no es compatible con la posición de un cuerpo que queda colgado durante más de 12 horas. Científicamente, la hipóstasis de Mario demuestra que estuvo tumbado entre seis y ocho horas antes de que lo colgasen. Según el médico legal, Mario murió a las 4 de la madrugada, y fue encontrado a las 5 de la tarde. ¿Casi 12 horas colgado en esa postura? Imposible. Además falta el punto de referencia. El nudo no está donde debería estar, sino arriba. Está suelto.

– ¿Es cierto que vosotros solicitasteis otra autopsia en Italia?

– No la solicitamos nosotros. Una vez abierto el caso, la fiscalía decidió hacerla. Sinceramente, fue más doloroso que el funeral. Después de seis meses eres más consciente de lo que ha sucedido. Es inexplicable cómo el caso en España quedó cerrado para siempre. Cuando Mario murió, el juez notificó que si querían que se abriese investigación al respecto teníamos tres días para decidirlo. Solo se le comunicó a Raquel y no a nosotros. ¿Por qué? Nosotros somos la familia de Mario Biondo. ¡Y a nosotros no nos comunicaron nada!

El as bajo la manga de los Biondo

Biondo

– Esta querella sí que la habéis podido ratificar. ¿Cuáles son los documentos que habéis presentado?

 Hemos presentado una relación de documentos médico-legales por parte de cinco expertos. Uno del profesor Livio Milone, director del Instituto Policlínico Anatómico de Palermo y experto en Medicina Legal por la Universidad de Palermo. Otro del doctor en antropometría Maurizio Cusimano. Uno rubricado por el doctor Corrado Cugno, especialista en radiodiagnóstico de los tribunales de Palermo, y otro del doctor especialista en Medicina Legal y de Seguros de la fiscalía de Ragusa, Giuseppe Iuvara. Todos comparten la idea de que existe un homicidio por una tercera persona. Y hay otro experto, el investigador Lluís Duque, español. Él me contactó para hacer la investigación de forma absolutamente gratuita, y así lo hizo. Más de seis meses investigando con toda la documentación que le aporté yo.

Un sexto informe novedoso y demoledor

Biondo

– Hay cuatro informes italianos, uno español y un sexto informe que dicen es revelador… ¿Qué contiene?

– No te lo puedo decir.

– ¿Está presentado ante el juez?

 Sí. De momento no puedo decir nada. Es una prueba definitiva. Son todos demoledores. La medicina legal no es una ciencia exacta, sin embargo, la relación de la antropometría habla de la ley de la física: es matemática. Y la documentación aportada podría cambiarlo todo.

– ¿Por qué hay tanto silencio en este país?

– Para proteger a Raquel. Tiene amigos importantísimos.

 ¿Cuánto dinero os habéis gastado en estos 5 años de investigación?

– Más de 30.000 euros. No creas que yo tenía ese dinero. Me lo han dado mis amigos, mi familia, incluso gente de Facebook. Más de 30.000 euros hasta ahora…

Santina luchará por demostrar su verdad

Biondo

– ¿Te ha llenado de esperanza este viaje a Madrid?

– Sí, porque estoy muy decepcionada con el trabajo de la justicia en España. Pero también orgullosa de lo que está pasando en Italia. El caso está abierto desde octubre de 2013 como ‘homicidio voluntario con la agravante de premeditación’. Pero este año se ha quedado en un punto muerto. Los Fiscales han preguntado por qué en España no colaboran con este caso.

 ¿Se ha llevado a cabo alguna medida extraordinaria?

– Nuestro abogado ha conseguido apartar a los fiscales Ferrara y Camilleri. Ahora quien se ocupará del caso en Italia es el jefe de la fiscalía general de Palermo: Roberto Scarpinato y el fiscal general adjunto Domenico Gozzo. Quizá próximamente tengamos noticias importantes. Ojalá en concordancia con la justicia española. Mi abogado me ha recalcado que el caso de Mario Biondo en España no ha sido un caso judicial. Ha sido un caso social. Antes de la autopsia ya dijeron que había sido un suicidio.

La familia Biondo conserva la esperanza

Biondo

En una momento de la entrevista, Santina se rompe, llora, pero enseguida vuelve a fortalecerse…

– Entiendo perfectamente vuestro dolor…

– Tuve dolor los primeros diez días… Fiebre alta, y todo eso. Pero después comencé a entender que tenía que mostrarme fuerte. Raquel pensó ‘no tienen dinero, no van a hacer nada’. Pero yo soy una mujer joven y combativa. Raquel tiene 45 y yo 56.

– ¿Hay un tiempo de resolución respeto a la querella?

– No se sabe… Un mes, dos meses…

– Para concluir, ¿qué querrías decir?

– Quiero que la justicia española le dé la oportunidad a esta familia de considerar las pruebas que aportamos. Hemos perdido a un hijo a la edad de 30 años. ¡Demostradme que fue un suicidio! Dándole voz a la familia de Mario le estás dando voz a Mario que dejó su querida Italia para venir aquí porque adoraba Madrid. Y Madrid no le ha devuelto todo el amor que él le dio. La justicia española tiene que reconocernos el derecho de saber quién mató a mi hijo aquella maldita noche del 30 de mayo de 2013.

No Comments Yet

Leave a Reply



Celebrities, TV, realities, casas reales… Te lo contamos TODO!!!!

Audiencia auditada certificada por comscore