Kiko Rivera

Kiko Rivera, primogénito de Isabel Pantoja, siempre ha nadado en la abundancia. Sin embargo, a día de hoy, a pesar de sus vacaciones de lujo en Canarias, se queja de su mala situación económica. Rivera siempre ha sido muy de “su gente”, esto es, él mismo ha reconocido públicamente que le gusta pagar siempre a sus amigos. Una forma de demostrar que está forrado -a nivel psicológico, daría para analizar si existe un cierto sentimiento de soledad e inseguridad en el joven-. No le duelen prendas en reconocer que ha sido un derrochador. Lo hizo en Gran Hermano, donde reconoció que había llegado a ganar casi 5 millones de euros. ¿Dónde está ahora esa fortuna? Seguimos los hitos que llevaron a Kiko Rivera a la ruina.

25000 EUROS POR BOLO

¿Es posible que Kiko Rivera haya ganado casi 5 millones de euros, como dijo en Gran Hermano Dúo, sin oficio conocido? Si recuperamos sus propias palabras en la revista Semana con una de sus grandes exclusivas, no hay duda ninguna. Según relató el hijo de Isabel Pantoja y Paquirrín (aunque de esto también hay dudas), al cumplir 18 años comenzó a hacer bolos en discotecas de Levante por valor de 25000 euros la noche. En verano llegaba a hacer cuatro bolos a la semana. Es fácil intuir que en pocos años pudo ganar una gran fortuna, aunque como él mismo reconoce, la gastaba según le entraba. ¿En qué lo gastaba?

Kiko Rivera- fortuna