Las últimas informaciones que se han hecho públicas han puesto a la pareja, siempre muy hermética y discreta, en el punto de mira. La polémica ha desencadenado que Rocío Carrasco y Fidel Albiac tomen una drástica decisión que incumbe a Rocío Flores, con quien no mantienen ningún tipo de relación desde el año 2012. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

El conflicto que no tiene fin

> 27 de julio de 2012. Eran más o menos las ocho de la mañana y toda la tensión que se fue acumulando durante meses entre Rocío Carrasco y su hija estalló por culpa de una nectarina. Aquel caluroso día de verano se desató en la casa de Valdelagua un auténtico infierno y la violencia se apoderó de la situación. La heredera universal de la más grande terminó tendida en el suelo mientras la entonces menor le propinaba varias patadas, tal y como recogen las sentencias judiciales que Vanitatis publicó a comienzos de este turbulento año 2020.

Desde entonces, la relación entre madre e hija sigue rota y de momento no hay atisbos de reconciliación. “Rocío Carrasco nunca va a perdonar a Rocío Flores”, sentenció Carmen Borrego, muy amiga de la primera, en una entrevista con Lecturas. Sus palabras han traído mucha cola y han desencadenado una drástica reacción de parte de la primogénita de la más grande y su marido, Fidel Albiac. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

 Siguiente: Relación en crisis