Reina Letizia, una infancia y adolescencia llena de estrecheces

Don Felipe siempre se ha sentido atraído por mujeres de un extracto social diferente al suyo. La vida que ha llevado el Rey  nada tiene que ver con la de doña Letizia, que se crió en un hogar donde costaba llegar a final de mes. Así fueron la infancia y adolescencia de la Reina Letizia.

Plato único, acelgas

La infancia y adolescencia de Letizia Ortiz pueden clasificarse como precarias. En su casa no había lujos. Apenas llegaban a final de mes. Jesús Ortiz trabajaba como periodista en una radio de Oviedo y Paloma Rocasolano ejercía de enfermera. Según el primo de la Reina, David Rocasalono, en el hogar de sus tíos “se desayunaba, se comía y se cenaba un plato de acelgas al día”.

Para Telma, Erika y  Letizia era una fiesta ir a casa de su primo: “Cuando mis primas venían a mi casa, encontraban cosas que ellas no se podían permitir. Me vaciaban la nevera de yogures y refrescos. Mis padres se habían trasladado a Luxemburgo por cuestiones laborales y yo, que con 17 años vivía solo en el pequeño chalé de la calle los Naranjos, comparado con ellas, era el rico de la familia.  O sea, el que se podía comprar unos yogures”, escribió David Rocasolano en su libro Adiós, Princesa.

No Comments Yet

Leave a Reply



Celebrities, TV, realities, casas reales… Te lo contamos TODO!!!!

Audiencia auditada certificada por comscore