La reina Letizia siempre se ha mostrado un tanto reticente a que le hagan muchas fotos. Tanto a ella como, sobre todo, a sus dos hijas, Leonor y Sofía. Para ella, todo lo que salga de un acto público es sinónimo de “privacidad”, sin darse cuenta que ellas representan el futuro de la corona española. Las protege en todo momento, a veces incluso intenta que pasen desapercibidas allá por donde van. Según las niñas iban creciendo han sido cada vez menos las fotografías existentes de las dos.

Sofía y Leonor: Adictas a los libros

Leonor

Siendo las hijas de Letizia, que se ha considerado en más de ocasión una apasionada de la lectura, es normal que sus hijas disfruten de este pasatiempo tan sano. Así, las pequeñas seguro que mantienen los gustos de su madre, como es el caso de Leonor. Eso sí, las lecturas que las pequeñas herederas han realizado son consideradas complicadas para su edad. Entre los títulos que Leonor destaca de su estantería se encuentra: Lewis Carroll, J.R Tolkien o Charles Dickens. Sus temáticas, por tanto, favoritas son las novelas de aventuras y ciencia ficción,

Pero no sólo mantienen una similitud de gustos con su abuela o con su madre, sino también con su tía, la infanta Elena. Pues ambas, son unas apasionadas a la hípica. Así, este verano seguro que Leonor y Sofía, pasan mucho tiempo del verano en las cuadras de la Zarzuela. Dónde practican esta afición y cuidan de sus caballos.