receta tartar

Las ensaladas son platos rápidos y con muy poca elaboración que resultan verdaderamente atractivos en las temporadas de calor. Con este tipo de recetas se puede comer saludable y fresco sin demasiado esfuerzo ni realizar tediosas técnicas, así que te gustará tener algunos recursos en mente para disfrutar de diferentes versiones en los días en los que no te apetezca cocinar a lo largo del verano. Para ello te mostraremos unas cuantas ideas deliciosas.

La ensalada de lechuga con semillas y nuez

ensalada nuez

Esta es una ensalada clásica y sencilla que nunca decepciona, además resulta muy agradable en los días de más calor. Para elaborar esta receta necesitarás lechuga iceberg, apio rallado, aceitunas verdes sin hueso, manzana verde, pasas sultanas, semillas de calabaza, girasol y piñones, queso feta, nueces peladas, picatostes, aceite de oliva virgen extra, vinagre y un poco de sal.

En primer lugar se corta la lechuga se lava, se centrifuga y se reserva. Por otro lado, se lava la manzana, se quita el rabito y el corazón y se parte en trozos manteniendo la piel. Se introduce en un bol amplio para seguir con la elaboración. Después se parte el queso feta en daditos y se añade a la ensaladera. Se escurre el apio rallado y las aceitunas y es incorporan a la ensalada con el resto de los ingredientes. Se incluye la lechuga bien escurrida y un puñado de pasas y otro de semillas para ensalada. Se adereza con un chorrito de vinagre, de aceite de oliva y de sal y se remueve para que queden los ingredientes mezclados y aliñados. Antes de servir, lo ideal es partir unas cuantas nueces y ponerlas por la superficie de la ensalada junto con un puñado de picatostes.