Las propiedades del agua micelar
Las propiedades del agua micelar

Poco a poco y sin hacer ruido el agua micelar se ha ido instalando en nuestras rutinas de belleza. De hecho, los expertos de la industria lo consideran un ingrediente imprescindible para la piel.

¿Pero cuál es el origen de este nuevo imprescindible de la estética? Pues como muchos otros productos, el agua micelar llega de la mano de la medicina. En concreto de la medicina francesa. Allí, a finales del siglo XX, lo utilizaban para limpiar quemaduras sin que la piel se irritase.

En cuanto los farmacéuticos observaron sus propiedades, el agua micelar se convirtió en el ingrediente indispensable de los cosméticos de farmacia. Hoy, casi todas las empresas beauty lo han incorporado en sus fábricas.

¿Para qué sirve? ¿Dónde reside su éxito?

Las propiedades del agua micelar han sido testadas sobradamente en el mundo de la belleza y su uso se ha hecho cotidiano por múltiples razones.

1. Por su composición

El agua micelar se ha convertido en uno de los imprescindibles de nuestro neceser de belleza
El agua micelar se ha convertido en uno de los imprescindibles de nuestro neceser de belleza

El agua micelar es una solución que debe su nombre a las micelas, las moléculas que hacen desaparecer la suciedad capturando todo tipo de impurezas.

Además, por su composición, no irrita la piel y está indicada para todo tipo de pieles secas, grasas o incluso para las más sensibles.

Produce una sensación muy refrescante en el rostro, así que es ideal para aplicártela por la mañana, nada más levantarte.