Hace tan sólo unos días que se jubiló y el pasado domingo lo veíamos en la final de Roland Garros, disfrutando del partido en el que Rafa Nadal se imponía al austriaco Thiem, consiguiendo su duodécima Copa de los Mosqueteros; pero al rey Juan Carlos la tranquilidad le ha durado poco y este martes, según ha anunciado el programa de Sonsoles Ónega, Ya es Mediodía, ha ingresado en un hospital madrileño.

Adiós a la vida pública

Juan Carlos I

> Lo hizo de manera escueta a través de una carta remitida a su hijo, el rey Felipe VI. Don Juan Carlos comunicaba que, por voluntad propia, se retiraba de la vida pública, de la asistencia a eventos institucionales. Quiere vivir los últimos años de su vida retirado del ojo público. Sin embargo, los motivos que le han llevado a tomar esta decisión siguen siendo una incógnita. Algunos medios especulan con la posibilidad de que se puedan hacer públicas asuntos económicos y empresariales que podrían hacer saltar por los aires su ya de por sí resquebrajada imagen. Otros, en cambio, refieren importantes problemas de salud, algo que se confirmaría con este ingreso misterioso.