Hace tan sólo unos días que se jubiló y el pasado domingo lo veíamos en la final de Roland Garros, disfrutando del partido en el que Rafa Nadal se imponía al austriaco Thiem, consiguiendo su duodécima Copa de los Mosqueteros; pero al rey Juan Carlos la tranquilidad le ha durado poco y este martes, según ha anunciado el programa de Sonsoles Ónega, Ya es Mediodía, ha ingresado en un hospital madrileño.

Una salud más que complicada

> A sus 81 años, la salud del rey Juan Carlos no es la mejor para una persona de su edad. Y más si lo comparamos con la reina Sofía, que a sus 80 años se encuentra como un rosa.  Son más de quince las operaciones a las que se ha sometido el rey Juan Carlos en toda su vida. En su mayoría, como consecuencia del deporte que ha practicado cuando era más joven.

Entre ellas, destacan las de cadera y rodilla, pero también se ha intervenido de una hernia discal, de varices, de un nódulo en el pulmón o de apendicitis, la primera de todas ellas, a la que se sometió en Tánger cuando tenía 16 años.  En el último año una de las operaciones con mayor relevancia ha sido la de su rodilla derecha, para sustituir su prótesis por otra. Lo hacía en abril de 2018, en el Hospital Universitario Sanitas de La Moraleja, en mitad de la tormenta generada unos días antes por el episodio en la catedral de Palma protagonizado por la reinas Letizia y Sofía y la princesa Leonor de por medio. En esta ocasión, todo ha sido mucho más discreto. Y sabemos el motivo.

Siguiente: el motivo de su hospitalización