Mujeriego, infiel por naturaleza, obseso del sexo… Todos estos “piropos” se le atribuye a Antonio Tejado. Las mujeres que han pasado por su vida no tienen un buen recuerdo del andaluz, cuyo comportamiento en la casa de Gran Hermano DÚO está haciendo que se cave su propia tumba.

Unos comienzos que han dado mucho que hablar

Antonio Tejado

> Desde niño convivió de alguna manera con la fama. Antonio Tejado sabía por su tía, María del Monte, todo lo que se esconde detrás del aparentemente atractivo mundo del colorín. Sin embargo, y a pesar de ser consciente de la parte negativa de la fama, él quiso subirse al carro de ganar dinero de forma fácil. Así, siendo muy joven empezó a colaborar en la televisión andaluza. Fue en ese momento cuando las puertas a su soñado mundo se abrieron. No solo salía en la pequeña pantalla sino que tuvo la fortuna de enamorarse de Chayo Mohedano, la sobrina más conocida de Rocío Jurado.

Esta relación, durante la cual tuvieron un hijo, lo consagró como un peso pesado de la crónica social. Especial relevancia logró cuando Chayo y él se separaron. Ahí decidió emprender una televisada lucha que aún sigue coleando. Y fue en ese preciso momento cuando Antonio Tejado empezó a dar pistas de su cuestionable comportamiento cuando comparte su vida con alguien. Cabe recordar que el andaluz y la cantante rompieron a causa de una infidelidad de él. Un hecho que ahora hemos podido comprobar que no fue aislado. Descubre todos los detalles.

Siguiente: Una relación tóxica que pasa a ser de dominio público