aitana y cepeda

Si hablamos de parejas de OT, a todos nos viene a la cabeza Bisbal Chenoa, una historia de amor que vivimos casi en directo y que tras el concurso no ocultaron. La cosa no acabó bien y sigue trayendo cola, pero al menos duraron. Operación Triunfo es un concurso de canto, pero el encierro dentro de la academia siempre ha tenido una segunda raíz de fondo como son las parejas de triunfitos. La mayoría presumían de amor eterno pero ser rompieron de un plumazo.

Pocas son las generaciones en las que no ha pasado nada​, y menos las ocasiones en las que el programa no ha tardado en tratar de sacar tema donde no lo había. Pero la lista es amplia y eso que seguramente algunas no han trascendido o fueron meros líos. A pesar de que reinan las rupturas, OT ha propiciado matrimonios o, incluso, hijos entre los concursantes, pero son la excepción. De hecho, Guillermo y Lidia, de OT 4, son los únicos felizmente casados. De 182 triunfitos, mala estadística. Pero nos centraremos en las que no duraron mucho y parecía que la cosa era seria.

Álex Casademunt y Geno, de la primera edición de OT

Álex Casademunt OT

Geno, la primera expulsada de OT y única en la historia en entrar dos veces en el programa -siendo expulsada, también, en las primeras galas de la edición que terminó de manera precipitada- confesaron haber empezado algo antes de entrar en la academia. De hecho, su relación duró desde los cástings hasta el inicio del reality. Pero lo de Álex es tremendo porque también tuvo un lío, en este caso ya en la academia, con Verónica. Siguieron fuera de la academia pero duró muy poco.

Lo de Verónica lo descubrió a los espectadores de ‘Última Hora’ hace algún tiempo el propio Álex, confesando que había mantenido un lío con Vero en la Academia y en la gira posterior al concurso.