Dice la leyenda que para tener una dieta saludable y con la finalidad de adelgazar el pan es de las primeras cosas de las que hay que despedirse, pero, ¿es esto realmente así? Lo cierto es que hay algunos tipos de pan que no son nada contraproducentes a la hora de perder kilos, pero debemos saber cuáles son y como consumirlos adecuadamente. Hoy te contamos cuál es el pan que puedes tomar para que no tengas que vivir sin él mientras adelgazas.

Los mitos sobre el pan

mitos pan

Si quieres adelgazar la realidad es que privarte de una o dos rebanadas de pan al día no va a hacer un milagro con tu figura, por lo que debes olvidar el mito de que eliminando este alimento se solucionan todos los problemas de sobrepeso. Es más, en algunas ocasiones los problemas de peso tienen relación con los hábitos de consumo, con la retención de líquidos, la dieta o el estilo de vida: el pan no es el culpable.

Entonces ¿el pan integral es la solución? Otro mito popular es que esta variedad no engorda y lo cierto es que tiene prácticamente las mismas calorías que otros tipos de pan. Se debe tener en cuenta que tiene más vitaminas y fibra, así que es una opción saludable. Aún así, ni es la única alternativa ni necesariamente la más adecuada.