Samantha OT 2020

Hace semanas que concluyó OT 2020 pero el foco sigue sobre los concursantes. Sobre los 16 últimos y sobre los de ediciones anteriores, que cada vez que se celebra el programa vuelven a tomar cierto protagonismo. El boom de Operación Triunfo es pasajero, lo saben todos, sobre todo tras el desplome de audiencia. Sin embargo, el auge de las redes sociales produce una conexión total entre los fans y los cantantes. Menos famosos, pero más perseguidos, podría ser el resumen. A veces, hasta el punto de rebasar esa línea. Sí, ha habido acosos y lo contamos. Pero también posibles despidos y traiciones que muchos no perdonan. El fin de OT 2020 ha traído de todo.

PERSECUCIÓN A CEPEDA

De las tres últimas, la edición de 2017 ha sido la más seguida. A nivel de followers de los concursantes y de audiencia. Muchos de los protagonistas han quedado relegados a un segundo plano o incluso al olvido (a gran escala, en su zona todos siguen viviendo de la música), pero otros siguen acaparando noticias. Sobre todo los más polémicos como Cepeda. El eterno nominado, que triunfa ahora con su música, ha prohibido la entrada a sus conciertos a un fan que le tiene controlado. Sabe dónde come, cuándo viaja… Y eso es demasiado. “No es fanatismo, es obsesión”, ha dicho. La medida ha sido radical, pero desde luego que entendible. ¿Alguien le filtra toda esa información? La cuestión es que alguien de OT 2020 sufre insultos y que, a parte, hay despidos y traiciones. Y lo destapamos todo.

Cepeda