A pesar de que Sarah Ferguson y el duque de York llevan años separados oficialmente, es conocido que aún viven juntos y mantienen una excelente relación, lo que convierte a Sara en una persona que sigue estando muy cerca de la familia real británica. Quizás por eso sorprenden tanto sus proyectos, que dicho sea de paso, suelen salirse bastante de lo habitual.

Un apoyo incondicional para su ex marido

El curioso nuevo proyecto de Sarah Ferguson

Sarah Ferguson sigue siendo un apoyo fundamental para su ex marido Andrés al que se ha relacionado con el caso Epstein. El pasado 17 de julio acudieron juntos a la boda de su hija Beatriz que estaba programada para el 29 de mayo y tuvo que posponerse por el confinamiento.

Fue una boda íntima a la que acudieron tan solo 20 invitados entre los que se encontraban, por supuesto, la reina Isabel II y su esposo el duque de Edimburgo