tomate frito casero
The board's tomato sauce

El tomate frito es una de las salsas que más utilizamos en nuestras recetas diarias y probablemente acompañarás con ella platos de pasta, empanadas, pizzas, pescados… y es que resuelve casi todo con éxito. Aunque hay algo en lo que prácticamente todo el mundo está de acuerdo: no hay nada como el tomate frito casero. La diferencia puede llegar a ser muy grande, así que hoy te vamos a facilitar la mejor receta para que puedas elaborarlo siempre que quieras.

El tomate frito

tomate

El tomate frito o salsa de tomate es una pasta elaborada principalmente a partir de pulpa de los tomates, a la que se le añaden otros ingredientes dependiendo del tipo particular de salsa y del país en que sea elaborada. Por ejemplo, en el caso de México es habitual encontrarla aderezada con chiles rojos, con cilantro, cebolla, vinagre, limón y sal, o en el caso de España e Italia, suelen llevar una fritura de ajo, albahaca, sal, aceite y varias especias.

El tomate frito se adquiere hoy en día envasada en múltiples formas para el uso cotidiano, pero el sabor no es para nada tan delicioso como el de la receta casera. Además, en nuestro país tenemos la suerte de contar con hortalizas y frutos de primera calidad así como uno de los mejores aceites de oliva del mundo, así que es una auténtica lástima que no se realice más a menudo en casa desde cero.