María Teresa Campos no atraviesa un buen momento. Se llevó un buen varapalo tras la ruptura con Bigote Arrocet. Posteriormente, llegaría el corona virus y la comunicadora se encuentra pasando la cuarentena obligatoria en casa de su hija Terelu. Madre e hija sobrellevan como pueden estos días difíciles. Pues bien, en esta complicado situación, Teresa tiene que lidiar con el escándalo que ha montado su nieta. En el centro del mismo, Miguel Frigenti y Alejandra Rubio. La comunicadora, rota, pide clemencia. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Alejandra Rubio y su terrible metedura de pata

> A estas alturas, muy pocos dudan que Alejandra Rubio quiere hacer carrera en televisión. La hija de Terelu no duda en utilizar todas las armas a su alcance para afianzar sus colaboraciones. Gracias a su familia, ha conseguido que la fichen en el programa donde colaboran su madre y su tía. Terelu y Carmen Borrego desembarcaron en ¡Viva la vida! tras la abrupta salida de Sálvame. Llegaron de la mano del director, Raúl Prieto, con quien estrecharon lazos durante la grabación de Las Campos.

A Alejandra le gusta la fama y los réditos de la misma. Desde pequeña ha estado en primera línea. Su familia, siempre atenta con los fotógrafos, no puso pegas a posar con ella. Sin duda, eran otros tiempos donde la buena entente entre prensa y famosos primaba. Parecía que la hija de Terelu iba a tirar para otro lado pero cambió de tercio y eso pilló con el paso cambiado a los suyos.

Siguiente: María Teresa Campos, desesperada